[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Dar pescado a los gatos

Probablemente su madre se lo ha dicho un sinfín de veces: el pescado es bueno para ti. Pero ¿es una buena idea dar pescado a los gatos? Pues bien, estudios recientes demuestran que posiblemente lo sea. Y es una noticia maravillosa para los gatos porque a la mayoría de los felinos les encanta el sabor de pescado.

¿Todo el pescado es igual?

Probablemente esté tentado a darle a su gato de vez en cuando, como golosina, un poco de pescado al vapor o cocido en leche. Pero si realmente quiere que su gato obtenga el máximo beneficio nutricional de comer pescado, siga leyendo... Como cualquier ingrediente, el pescado debe dársele al gato como parte de una dieta equilibrada. Y existe un gran número de pruebas que indican que su gato puede obtener mucho beneficio comiendo tan sólo algunos componentes nutricionales del pescado.

Para empezar, el pescado es una magnífica fuente de proteínas, tanto para los gatos como para sus dueños. Esto significa que tiene los aminoácidos (componentes de proteína) adecuados en la proporción en la que los necesitan. Sin embargo, algunos tipos de pescado también pueden destruir algunas vitaminas. Por lo tanto, dar pescado a los gatos es toda una ciencia, si se quiere conseguir el equilibrio nutricional. Otro problema para los dueños es que el alimento para gatos que incluye mucho pescado ¡huele fatal y puede tardar en desaparecer el olor!

La tecnología

Por suerte, aquí es donde la tecnología puede ayudarle. Gracias a la extracción de los mejores nutrientes del pescado y su adición a los alimentos para gatos, su gato puede obtener los beneficios incluso si come sus variedades de alimento favoritos de pollo, ternera o cordero. Incluso si usted no sabe mucho de componentes del pescado, probablemente sospeche que el pescado blanco, como el lenguado y el bacalao, será distinto del pescado graso, como la caballa y el atún.

De hecho, si tuviéramos que aislar un solo "supernutriente" que se encuentre en el pescado, éste debería ser el aceite de pescado. Su inclinación natural puede ser escoger el pescado blanco, pero este tipo de pescado contiene muy pocos aceites valiosos, por lo que es el pescado graso el que debería ser su primera elección.

La opción sana

Los estudios que los científicos publican sobre los beneficios de los aceites de pescado son asombrosos. ¿Quiere que su gato tenga buena vista? Pruebe los aceites de pescado. ¿Su gato está viejo y se mueve menos? Pruebe los aceites de pescado. ¿Quiere que su gato sea un poco más inteligente? Pruebe los aceites de pescado. La veterinaria Libby Sheridan de Hill´s Pet Nutrition lo explica de la siguiente manera: "Existe un aceite de pescado concreto llamado DHA, un ácido graso omega 3, que sabemos que está involucrado en el desarrollo neurológico, o sea, el desarrollo del cerebro y sus conexiones.

Aunque alguna parte del desarrollo ocurre cuando el gatito todavía está en el vientre de su madre, está claro que otros cambios tienen lugar después del nacimiento. Esto tiene sentido porque el cerebro tiene que abarcar toda la información que los animales reciben de su entorno cuando ven, oyen, tocan y experimentan muchísimas cosas nuevas. Actualmente añadimos DHA a todos nuestros alimentos para gatitos, como nutriente que ayuda a potenciar este desarrollo continuo.

Todos podemos tener un gato más despierto y adaptable, simplemente alimentando al gatito correctamente durante los primeros meses". Cuestión de equilibrio En el cuerpo ocurre un acto de equilibrio relacionado con estos tipos de ácidos grasos esenciales. Existen dos amplios tipos, llamados omega 6 y omega 3. Las formas óptimas de omega 3 se encuentran en algunos aceites vegetales, como aceite de semillas de lino y en el pescado, especialmente en el pescado graso.

Cada grupo controla en cierto grado los efectos de otros grupos. Por lo tanto, dándole a su gato más aceites de un tipo y menos del otro, podrá ver diferentes efectos. Generalmente se cree que una dieta con alto contenido en grasas animales se traducirá en más omega 6 en comparación con omega 3 y por esto puede resultar beneficioso para las mascotas, y posiblemente para las personas, ingerir mucho más omega 3 para estar sano. Sin embargo, hay que tener precaución: resista la tentación de dar aceite de pescado adicional a su gato. El exceso de cualquier nutriente puede trastornar el cuerpo y causarle problemas.

Pida consejo al veterinario antes de aportar suplementos a la dieta, sobre todo si su gato está enfermo. En la mayoría de los casos habrá un suplemento formulado correctamente que su veterinario pueda recetar, o una dieta especial adecuada formulada por veterinarios que responda a las necesidades concretas de nutrientes de su mascota y esté adaptada a este problema médico concreto.

Libby Sheridan tiene algunos consejos para los dueños de gatos sanos: "Cuando compre alimentos para su gato, no se deje despistar por el glamour de las etiquetas. Busque las etiquetas que indiquen que a este alimento se le han añadido aceites de pescado: estamos tan convencidos de la validez de este estudio que hemos decidido suplementar todos nuestros piensos secos para gatos con este componente. Y siempre compre una marca con buena reputación en la cual sabrá que se han utilizado los aceites correctos, obtenidos de los tipos apropiados de pescado de agua limpia y no contaminada". Justo lo que le dijo su madre: ¡el pescado es una opción sana!

[ ↑ skip to content ↑ ]