[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Cinco consejos para evitar que los gatos arañen los muebles

Hay multitud de consejos para hacer frente a la costumbre de los gatos de arañar los muebles pero, para empezar, hemos escogido los 5 más fáciles de llevar a cabo. Si tienes alguno más, ¡compártelo en nuestra página de Facebook!

No puedes impedir que tu gato arañe, así que no lo intentes. Los gatos arañan por varias razones. Una es para hacer ejercicio, otra para marcar el territorio. Tienen unas pequeñas glándulas en las patas y al arañar dejan una marca olfativa que los humanos no pueden percibir. La tercera razón que les lleva a arañar es que simplemente les hace sentirse bien.

En lugar de intentar impedir que tu gato arañe, emplea tu energía en ayudarle a encontrar lugares más adecuados para hacerlo.

Para proporcionarle una alternativa, intenta encontrar algo que pueda arañar sin que te moleste. Un poste para arañar es una buena alternativa, pero asegúrate de escoger uno que sea lo bastante sólido como para soportar el peso de un gato adulto estirándose sobre él. Si el poste empieza a tambalearse, puedes estar seguro de que tu gato lo recordará y se mantendrá alejado de él.

Empieza colocando el poste cerca de algún lugar en el que le guste arañar y, si ves que está a punto de arañar algo que no sea el poste, dirígelo con cuidado en la dirección correcta. Recompénsalo con premios cuando elija la opción correcta.

Si no puedes estar pendiente de tu gato todo el tiempo y él insiste en arañar un determinado mueble, intenta cubrir esa parte con algo que no le guste. Utiliza cinta de doble cara, por ejemplo, para hacer que la superficie resulte pegajosa. O coloca encima papel de aluminio para hacer que la superficie le resulte desagradable.

Hay muchas opiniones sobre si hay que reprender o no a los gatos, tanto verbal como físicamente, pero por lo general no se considera positivo. Sin embargo, si realmente tienes que darle a tu gato una señal firme de que no puede arañar ciertas cosas, puedes tener a mano una botella que pulverice agua. Un chorrito de agua no le hará daño, pero le dejará bien claro que no vas a tolerar que arañe ese objeto.

Ten paciencia porque los gatos son animales de costumbres. Probablemente lo que quieras es que deje de destrozarte los muebles de inmediato pero, si fuerzas excesivamente las cosas y te enfadas, la relación con tu gato puede verse afectada de forma negativa. Si su costumbre de arañar persiste y se convierte en un verdadero problema, consulta a tu veterinario, pues podría haber algún trastorno subyacente afectando a la conducta de tu gato.

Si tienes más consejos para evitar la costumbre de arañar o tienes historias sobre tu gato y muebles destrozados, ¡compártelos con nosotros en nuestra página de Facebook!

 

[ ↑ skip to content ↑ ]