[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Mi gato es caprichoso a la hora de comer

Si tienes un gato caprichoso a la hora de comer, no te preocupes, es algo bastante frecuente. De hecho los gatos tienen fama de ser animales muy "especiales" en lo que respecta al alimento, aunque en realidad este comportamiento caprichoso es una conducta aprendida y no algo innato en los gatos. 

Puede que pienses que a tu gato le gusta variar de alimento o que lo necesita, cuando en realidad estará perfectamente feliz comiendo lo mismo durante toda su vida, siempre y cuando le proporciones un alimento que sea nutritivo y de calidad.

Despacio, despacio

Te puede parecer que tu gato es un quisquilloso, cuando en realidad lo único que ocurre es que se toma su tiempo a la hora de comer. Muchos gatos se alimentan a modo de "picoteo", comiendo muy poquito varias veces al día. El hecho de que no vacíe el comedero de golpe no significa que no le guste el alimento. 

Mi gato no come lo suficiente

Es posible que tu gato no se coma su comida porque está consiguiendo comida o golosinas en algún otro lugar. Si estás acostumbrado a darle muchos premios o sobras de la mesa, debes dejar de hacerlo. Seguro que tu gato protesta durante un tiempo, pero al final entenderá que el único alimento que va a conseguir es el que está en su comedero. 

Asegúrate de que nadie más que tú le da comida (ni en tu casa ni en el vecindario). Es necesario que sólo una persona se ocupe de su alimentación si queremos que cambie su actitud hacia el alimento.

Si, cuando era un gatito, probaste muchos alimentos distintos para ver cuál le gustaba más, puede que te encuentres con que, ya de mayor, tu gato espera que sigas haciendo lo mismo. Si no haces más que abrir latas diferentes intentando convencerle de que coma algo, entonces es que tu gato ha ganado la batalla.

Una forma eficaz de acostumbrarle a que coma sólo el alimento que tú quieres que coma es la siguiente:

  • Déjale el comedero con el alimento durante una media hora.
  • Si no se lo come, retíraselo.
  • Repite el proceso hasta que coma.

Después de un día o dos, puede que tu gato empiece a maullar pidiendo que le des otra cosa (premios, sobras de la mesa, etc). No cedas. Tu gato no se está muriendo de hambre; sólo está utilizando sus encantos para conseguir lo que quiere. A lo mejor tienes que aguantar un par de semanas de quejas, pero con este proceso conseguirás acabar con sus caprichos a la hora de comer.

Cambiar a un nuevo alimento

Siempre que vayas a cambiar el alimento de tu gato, hazlo gradualmente. Empieza mezclando un poco del nuevo alimento con el antiguo y, durante 7-10 días, aumenta poco a poco su cantidad hasta que sólo le alimentes con la nueva comida.

Cuándo acudir al veterinario

Si tu gato se vuelve de repente muy quisquilloso cuando nunca antes había mostrado ese comportamiento o si pierde peso, entonces deberías acudir al veterinario. A veces un comportamiento en apariencia caprichoso puede tener una causa médica subyacente, como un problema dental, un trastorno digestivo o a la presencia de bolas de pelo.

[ ↑ skip to content ↑ ]