[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Por qué los gatos no quieren utilizar la bandeja sanitaria

Si su gato ha cambiado sus hábitos de ir al lavabo y no quiere utilizar la bandeja sanitaria, probablemente haya una razón obvia para ello. Incluso si ahora ha empezado a hacer sus necesidades en algún otro lugar de la casa.

Estas son las causas más comunes y algunas soluciones:

Bandejas sanitarias sucias: A los gatos no les gusta utilizar la bandeja si está muy sucia.
Hay que limpiar las bandejas sanitarias cada dos días y rellenarlas de arena nueva.

La arena les causa aversión:
El uso de arena perfumada, desodorantes o desinfectantes de olores fuertes puede disuadir al gato, sensible a los olores, de utilizar la bandeja. Use un detergente suave y agua caliente o un desinfectante especialmente recomendado para limpiar la bandeja. Para los gatos que están aprendiendo a usar la bandeja al principio puede resultar necesario instituirla como un lugar adecuado para hacer sus necesidades y una limpieza demasiado frecuente puede debilitar la asociación.

Tipo de tierra incorrecto:
Un cambio en la consistencia o en el tipo de arena puede disuadir al gato de usarla. Los pellets duros de madera pueden haber sido aceptables para un gatito, pero a medida que los gatos se hacen más grandes, pueden negarse a caminar sobre esta superficie incómoda. Los gatos prefieren tierra de grano fino con consistencia de arena sin desodorante perfumado. Si usted quiere cambiar el tipo de arena que está utilizando, añada la nueva gradualmente durante una semana para evaluar la reacción del gato.

Ubicación de la bandeja sanitaria:
Si la bandeja está situada en un espacio abierto donde el perro, los niños u otros gatos le molestan, el gato puede sentirse demasiado vulnerable para usarla. En vez de ello, puede buscar un lugar más seguro como detrás de la televisión. Es posible que a los gatos no les guste utilizar la bandeja si está cerca de una lavadora o una secadora ruidosa. Coloque la bandeja en un rincón tranquilo donde el gato tenga que vigilar sólo en una o dos direcciones al mismo tiempo, y no en un espacio abierto o un lugar de paso. Colocar el alimento cerca de la bandeja disuadirá al gato de usarla; ponga los cuencos de comida en algún otro lugar.

Tipo de bandeja sanitaria:
Algunos gatos prefieren la seguridad de una bandeja cubierta mientras que otros prefieren una bandeja abierta ya que ofrece más opciones de escabullirse. Si normalmente utiliza una bandeja abierta puede resultar útil comprar una que tenga tapa y viceversa. Una caja invertida con uno de los lados cortado o una colocación cuidadosa de las plantas pueden proporcionarle la privacidad necesaria.

Malas asociaciones:
En algunas ocasiones el gato decide no utilizar la bandeja porque ha tenido malas experiencias allí. Darle medicamentos o tocar al gato mientras está utilizándola puede resultar suficiente para crear una mala asociación. Colocar la bandeja en un lugar tranquilo podría ayudar.

Adiestramiento prematuro: Los gatitos a menudo ensucian la casa cuando son pequeños si se les da acceso inmediato a áreas grandes.
Cuando los gatitos llegan por primera vez a su nueva casa, han pasado sólo unas semanas después del entrenamiento higiénico inicial realizado por su madre. Su control de vejiga y esfínteres no está tan desarrollado como el de un adulto por lo que es importante que el gatito tenga fácil acceso a la bandeja sanitaria en cualquier momento. Es recomendable confinar al gatito en una habitación al principio, aumentando los períodos de tiempo para explorar otras áreas después de unas semanas. Cada vez que el gatito usa la bandeja, establece una conducta arraigada que mantendrá durante toda su vida.

Si necesita más consejos o ayuda con su gato, por favor contacte con su veterinario, seguro que puede darle más consejos.

[ ↑ skip to content ↑ ]