[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Ayudar a tu gatito a convertirse en un gato sociable

Socializar a tu gatito

Seguro que quieres que tu gatito se convierta en un gato que se lleve bien con la gente, que sea tu amigo y te haga compañía. Para conseguirlo, debes tener claro que su fase de socialización es muy corta. De hecho, el tiempo crítico para su futuro comportamiento social abarca de la semana 4 a la semana 16.

 

Las primeras experiencias de tu gatito

Antes de su llegada a tu casa, habrá interactuado con su madre, sus hermanos y hermanas y también con algunos humanos.

Los gatitos deben acostumbrarse desde muy temprana edad a que los humanos los cojan y es mejor que sean varias personas, para que no se acostumbren a aceptar a un solo cuidador. También necesitan acostumbrarse a las vistas, los olores y los sonidos que le van a rodear en su vida cotidiana.

 

Continuar la socialización en casa

Probablemente tu gatito llegue a tu casa cuando tenga entre ocho y 12 semanas de vida. Si ya ha tenido bastante contacto con las personas, no debería resultarte demasiado complicado continuar el proceso para que se convierta en un gato adulto amigable, feliz y seguro de sí mismo. Piensa que la llegada a una nueva casa puede resultar desbordante para tu pequeño gatito.

Por lo tanto debes prepararle un lugar tranquilo, donde se sienta seguro y enseñarle dónde están su comida y su bandeja. Dale mucho cariño para que esté tranquilo y acaríciale con suavidad, hablándole en un tono suave y calmado. Jugar con él es una manera fantástica de establecer un vínculo entre vosotros y muy pronto su gatito querrá hacerlo a todas horas.

 

Tu gatito y los niños

Debes hacer que interactúe con niños lo antes posible ya que si no se acostumbra a ellos de pequeño, es posible que luego los rechace o incluso que les muerda.

Si tienes hijos, seguro que estarán encantados con la llegada del gatito. Es importante que les dejes claro que el recién llegado no es un juguete y que deben tratarlo con mucho cuidado. Es importante que sepan que el juego debe acabar en cuanto el gatito se canse. No está de más advertirles que si el gatito se enfada puede arañar o morder.

 

Tu gatito y los extraños


Es bueno que tu gatito conozca a la mayor cantidad de gente posible. De esa manera es menos probable que de mayor le tenga miedo a los extraños.

 

Tu gatito y las otras mascotas


Por supuesto, tu gatito no sólo tendrá que socializar con los humanos. Si tienes otras mascotas, también debe acostumbrarse a ellas. Una jaula grande te será útil para que tu gatito conozca al perro o al gato de la casa. De esta manera, se sentirá seguro y podrá verlos con tranquilidad. No tengas prisa y nunca dejes a tu gatito a solas con un perro o con otro gato hasta que estés bien seguro de que está a salvo.

 

La ansiedad por separación en los gatitos


Muy bien, has criado bien a tu gato y le has acostumbrado a la gente. Pero lo malo es que ahora se siente tan vinculado a tí que no quiere que te separes de su lado.

Antes se pensaba que este tipo de ansiedad sólo la sufrían los perros, pero ya está demostrado que también se puede dar en los gatos.

Los síntomas externos de este trastorno empiezan por muestras de estrés cuando percibe que vas a marcharte. Una vez se queda solo puede maullar en exceso o defecar en el suelo.

Lo más útil para lidiar con este problema es que reduzcas al máximo el tiempo en que tu gatito se queda solo en casa. También es útil que no seas muy 'teatral' cuando vayas a marcharte de casa, es decir que no te pases diez minutos buscando las llaves o cosas por el estilo. Además, si tu gatito defeca en el suelo durante tu ausencia, no le castigues. Los gatos no entienden los castigos y como su conducta es resultado de estrés, de hecho podrías empeorar el problema.

Si tienes dudas sobre este tema, consulta con tu veterinario.

 


[ ↑ skip to content ↑ ]