[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Mantener a tu gatito cerca de casa

Los gatos que tienen acceso al exterior disfrutan de muchas experiencias divertidas pero también están expuestos a muchos riesgos: tráfico, perros, otros gatos, coger pulgas o contraer enfermedades desagradables… la lista es infinita. En conclusión, es comprensible que dejar que tu gato salga al amplio mundo exterior pueda resultar una experiencia angustiante. Por suerte, hay cosas que puedes hacer para que tu gato esté seguro.

 

¿Cuándo?

No hay que dejar que los gatitos salgan al exterior y entren en contacto con otros gatos antes de que estén vacunados. También es mucho mejor esterilizar a tu gato antes de permitirle tener acceso libre al exterior. Los gatos machos que no están esterilizados tienden a merodear por un área mucho más amplia y a pelearse con otros gatos machos. Las mordeduras de los gatos se infectan con facilidad, y pueden aparecer abscesos, e incluso pueden ser la vía por la que tu gato contraiga una enfermedad vírica. En el momento en que un gato haya completado la tanda de vacunas y haya sido esterilizado, ya tendrá unos 6 meses de edad, y será mucho más capaz de valerse por si mismo fuera de casa.

 

El horario

Es mucho mejor dejar a tu gato salir fuera por la mañana que por la noche, cuando es más probable que sea víctima de un accidente de tráfico por la mala visibilidad. Lo ideal sería que adoptaras un horario estricto de comidas (en vez de dejarle libre acceso al alimento) unas semanas antes de empezar a dejarlo salir fuera, y que lo dejaras salir un poco antes de la hora de comer. De esta forma, el hambre hará que tu gato vuelva a la hora de comer. También puedes adiestrar a tu gato usando un sonido (por ejemplo una campanita, un El horario o el tintineo de las llaves) antes de ofrecerle comida o golosinas. Este sonido le dirá a tu gato que tú estás cerca con una recompensa en forma de comida. ¡Sencillamente agitar la bolsita de comida puede hacer que montones de gatos vengan corriendo hacia ti! Dejar la comida fuera para que vuelva a casa puede funcionar, pero no siempre ayuda, ya que atrae a los gatos del vecindario que podrían asustar al tuyo, reduciendo de esta manera las posibilidades de que veuelva a casa para comer.

 

Precauciones

Un collar con un cascabel reducirá significantemente el éxito de tu gato al cazar pequeños pajaritos y te ayudará a oír que tu gato está cerca. Ponerle el microchip aumentará la probabilidad de que te devuelvan a tu gato si lo encuentran. Tus datos y los de tu gato quedan registardos en una base de datos, de manera que si se pierde y le llevan a un veterinario o a una protectora, podrán identificar que se trata de tu gato y ponerse en contacto contigo.

Marcar los límites de tu casa y jardín con el olor de tu gato también ayudará a atraerlo para que vuelva: un trocito de su manta, pelo o el contenido de la bandeja para deposicione pueden utilizarse en caso de emergencia cuando tu gato haya estado fuera demasiado tiempo.

 

Situaciones de alto riesgo

Una mudanza puede resultar muy estresante, y lo último que querrás sera, además, que tu gato se pierda en un nuevo vecindario. Ten paciencia y no le dejes salir de casa durante como mínimo las 2 primeras semanas tras la mudanza, y piensa en la posibilidad de utilizar un difusor de feromonas enchufable para ayudarle a sentirse seguro y relajado en tu nueva casa. Lo último, pero no lo menos importante, es tener siempre una foto reciente de tu gato para poder utilizarla en anuncios si se pierde.

 


[ ↑ skip to content ↑ ]