[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Implantar un microchip

Tu gatito y el gran mundo exterior

No deberías dejarle salir de casa hasta que no haya completado su primer ciclo de vacunaciones. Incluso entonces, deberías esperar 2 semanas más, para asegurarte que haya pasado el tiempo necesario para que la vacuna surta su efecto. Para que conozca el mundo exterior, una buena edad es cuando tu gatito tenga 14 - 16 semanas, pero por favor no dejes que salga solo hasta que no se sienta más seguro. Una buena referencia para saberlo es cuando sea lo suficientemente grande para utilizar la puerta para gatos. Pero mientras sea pequeño es conveniente que te quedes con él mientras juegue y que te aseguras de que no se vaya a merodear por ahí. Lo hará, puedes estar seguro, pero cuando sea mayor.

Hay quien prefiere que su gato se quede en casa, lo cual no es malo, siempre que haga suficiente ejercicio. No existe ninguna razón en contra de que un gato viva una vida sana y feliz dentro de una casa. Si eres de los que les gusta tener a su gato en casa, el veterinario podrá aconsejarte sobre cómo mantener a tu gatito en la mejor forma con el alimento y el ejercicio adecuados.


¿Cómo tener un mundo exterior a prueba de gatos?

Dejar que tu gatito salga a jugar fuera por primera vez puede darte miedo. Pero no debes preocuparte, ya que con sólo seguir unas simples pautas, harás que esté a salvo por el barrio.

  • Diles a tus vecinos que tienes un gatito nuevo.
  • Anímalo a mantenerse lejos de las calles con mucho tráfico y a venir a dormir a casa por la noche.
  • Elimina todas las plantas venenosas del jardín. Esto incluye los lirios del valle, el laburno y las dedaleras.
  • Asegúrate de que todos los productos químicos peligrosos en tu cobertizo o garaje están guardados bajo llave.
  • No utilices gránulos antibabosas, o por lo menos, asegúrate de utilizar unos que no sean tóxicos para los gatos.

Microchip: un pequeño aparato con una gran utilidad

Probablemente quieras que tu gatito lleve un collar con tu nombre y los datos de contacto, pero también merece la pena pensar en implantarle un microchip.

Un microchip es un minúsculo aparato, más o menos del tamaño de un grano de arroz, que se inyecta bajo la piel. Como lleva un número personalizado que se inscribe en una central de datos, si tu gatito se pierde te resultará mucho más fácil dar con él.

[ ↑ skip to content ↑ ]