[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Viajar con tu gatito

Preparando el viaje

Si quieres salir de viaje con tu gatito o tienes que sacarle de casa por cualquier motivo, debes llevarlo siempre en un transportín para gatos que sea seguro.

A la mayoría de gatos no les gustan los transportines y huyen en cuanto te ven sacándolo del armario. Para evitar que tu gatito le tenga miedo, es útil dejar el transportín en un lugar accesible con la puerta abierta. Esto ayudará a que empiece a verlo como un lugar confortable y divertido, especialmente si le pones dentro algunos de sus juguetes favoritos. Así empezará a percibirlo como su nido y seguramente no se sentirá inseguro ni asustado cuando tenga que viajar en él.

¿Qué tipo de transportín?

Los mejores son los de plástico porque son fuertes y fáciles de limpiar. Los transportines de cartón únicamente son adecuados para viajes cortos. En los transportines con apertura superior es más fácil meter y sacar a tu gatito. También debes comprobar que esté bien ventilado y que no permita que el gatito escape. No te olvides de poner papel absorbente en la base, ni tampoco de colocarle una toalla o un cojín blando. En viajes largos necesitarás también una bandeja para las heces. Por último, no olvides que siempre debes colocarlo en lugares con suficiente ventilación.

¡Nos vamos!

Cuando lo lleves en coche, coloca el transportín de manera que tu gatito pueda mirar por la ventanilla. Asegúrate de que no esté al sol demasiado tiempo ya que los gatitos son muy sensibles a los golpes de calor. Puedes comprar parasoles en tiendas de bebés. Y aunque suene obvio, nunca dejes solo a un gatito en un coche sin ventilación.

Si le alimentas antes del viaje es posible que se maree, es mejor que te esperes hasta la llegada. Lo que sí necesitarás es agua, puedes comprar botellas y tarros con tapa especialmente diseñados para los viajes.  A pesar de todos tus cuidados, tu gatito podría sentirse mal con el movimiento del vehículo y algún medicamento podría ayudarle, pero antes de hacerlo debes consultar con tu veterinario; y ve preparándote porque es probable que te diga que lo mejor es qe no te lo lleves de viaje.

[ ↑ skip to content ↑ ]