[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Vacunar a tu gatito

Un gatito vacunado es un gatito sano

 

Vaccinating your kittenTu gatito habrá empezado la vida con la inmunidad natural a ciertas enfermedades que habrá recibido de su madre, pero como esta influencia se debilita poco a poco, tendrás que vacunarlo para que se mantenga sano. Las vacunas son esenciales para proteger a tu gatito de muchas enfermedades peligrosas, e incluso mortales. La mayoría de los veterinarios recomiendan una vacuna combinada que se administra aproximadamente a las 8-9 y las 11-12 semanas de edad. Esta vacuna protegerá a tu gatito contra las tres enfermedades más peligrosas:

  • Virus de leucemia felina

  • Enteritis infecciosa felina (también llamada panleucopenia o parovirus felino)

  • 'Gripe' felina

El momento exacto de la vacunación dependerá del tipo de vacuna que utiliza tu veterinario. Sin embargo, como norma general, puedes esperar que las dos inyecciones se hagan aproximadamente a las 8 y las 12 semanas de vida. Después de la segunda inyección, es importante tener a tu gatito en casa y lejos de otros gatos. ¡Después de ello, la socialización puede volver a ser el tema prioritario! Existen algunas otras vacunas que podrían ser útiles para tu gatito. Son para protegerlo contra:

  • Clamidias

  • Rabia

  • Bordetella

Existe una serie de factores que determinan si estas vacunas adicionales son convenientes para tu gatito, y será tu veterinario quien podrá aconsejarte mejor.

Tranquilizando a tu gatito el día de la vacunación

A nadie le gustan las agujas y los gatos no son una excepción. Pero puedes estar seguro de que vacunarlo es lo mejor que puedes hacer por él. De hecho, no hacerlo podría costarle la vida. Seguramente ya estará acostumbrado a que lo lleves a las revisiones rutinarias del veterinario, así que no le asustará el lugar. La mejor manera de llevarlo es dentro de un transportín robusto y seguro y no estará de más que le pongas su manta o un juguete con su olor para darle un 'toque familiar'. Cuando llegues a la consulta del veterinario, ten al gato en su transportín con la puerta bien cerrada hasta que no os llamen al consultorio. Háblale y tranquilízalo durante toda la visita.

Vacunas de refuerzo

Para mantener la inmunidad de tu gatito, es conveniente que a lo largo de su vida le administres vacunas de refuerzo. Probablemente tu veterinario te enviará los avisos pertinentes, pero no está de más que lleves la cuenta por si no te llega el aviso.

Certificado de vacunación

Una vez que tu gatito reciba la primera tanda de vacunas, tu veterinario te firmará un certificado. Este documento es importante y debes guardarlo en un lugar seguro. Por ejemplo, si alguna vez quieres dejar a tu gatito en una guardería, los encargados querrán ver que sus vacunas están al día.

¿Deberías asegurar a tu gatito?

En general, asegurar a tu gatito es una buena idea. Con un poco de suerte, nunca tendrás que utilizarlo, pero si tu gato se pone enfermo o tiene un accidente, podrá recibir tratamiento sin que tengas que preocuparte por su precio. Y comparando con lo que podrías tener que gastar en facturas de veterinario, las primas mensuales de seguro son una buena inversión. Hay muchas compañías que ofrecen seguro para mascotas, y es importante escoger una póliza que ofrezca cobertura de por vida; algunas compañías ofrecen cobertura sólo durante una cierta cantidad de años. Cuando tu gato se haga mayor, la necesidad de cuidados y tratamientos aumentará, y es entonces cuando valorarás más la seguridad que te proporciona la póliza. Igual que al contratar cualquier otro seguro, siempre lee la "letra pequeña" antes de firmar.

[ ↑ skip to content ↑ ]