[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Los beneficios de esterilizar a tu perro

La esterilización (también llamada castración) es una práctica frecuente en muchos lugares y muchos expertos la consideran una acción responsable por parte de aquellos propietarios que no tienen intención de hacer criar a sus perros.

La esterilización (en el caso de las hembras) y la castración (en el caso de los machos) son procedimientos quirúrgicos que se llevan a cabo para impedir que los perros puedan reproducirse. Normalmente esto significa extirpar los ovarios y el útero o los testículos, según el caso. Existen otras alternativas (como la vasectomía en el caso de los machos), pero son mucho menos habituales. Estos procedimientos se realizan siempre bajo anestesia general y requieren un breve periodo de recuperación posterior, durante el cual los perros necesitan algunos cuidados especiales. La esterilización también puede tener algunos efectos secundarios, que te describimos más abajo.

Factores que debes tener en cuenta al esterilizar a tu perro:

La esterilización es una decisión importante y la mayoría de los propietarios sopesan las ventajas y los inconvenientes antes de tomarla. Tu veterinario podrá asesorarte sobre lo más conveniente para tu perro en función de vuestro estilo de vida. Por ejemplo, si tu perro suele juntarse con otros perros, corretea libre por el parque o acude con frecuencia a una guardería canina, puede que sea mejor esterilizarlo para evitar embarazos no deseados.

Beneficios de la esterilización

Hembras: Esterilizar a las hembras puede tener muchas ventajas, especialmente si se hace antes del primer o segundo estro (celo). Además de eliminar el riesgo de embarazos no deseados o inesperados, las perras esterilizadas tienen un riesgo significativamente menor de sufrir cáncer de mama y, al extirparles el útero, no tienen riesgo de desarrollar piómetras (infecciones uterinas que pueden ser potencialmente mortales) ni cáncer de útero.

Las protectoras de animales suelen estar saturadas y muchos de los cachorros de camadas imprevistas no encuentran fácilmente un hogar. Por eso es mejor dejar la cría de perros a personas responsables que se aseguren de planificar las camadas para que los cachorros vayan a parar a hogares donde les brinden cariño toda su vida.

Machos: Este proceso también puede resultar beneficioso para los machos, pero en ellos la edad no es un factor tan determinante. Los machos esterilizados tienen menos probabilidades de sufrir enfermedades de próstata y testículos. Además, muchos machos no castrados exhiben comportamientos no deseados inducidos por las hormonas sexuales, como montas inapropiadas o escapadas en busca de hembras, algo que puede resultar peligroso si vagan cerca de una carretera o se alejan excesivamente de casa.

Cambios tras la esterilización

Como te explicará tu veterinario, tras la esterilización el organismo de los perros experimenta varios cambios. Posiblemente estos sean más evidentes en los machos ya que, aunque la esterilización no afecta a la personalidad de los perros, puede dar lugar a cambios en aquellos comportamientos influidos por las hormonas sexuales. Muchos propietarios afirman también que sus perros se vuelven más tranquilos tras la esterilización.

Además de los cambios arriba mencionados, la esterilización también supone cambios a nivel del metabolismo. Tras la esterilización el metabolismo de los perros se enlentece, lo que implica que pueden engordar más fácilmente. Por eso, para evitar que ganen peso, es fundamental prestar especial atención a sus nuevas necesidades nutricionales y cambiarles a un alimento específicamente formulado para perros esterilizados, como Hill’s™VetEssentials NeuteredDog.

[ ↑ skip to content ↑ ]