[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Perras en celo

Las perras están "en celo" cuando entran en el periodo fértil de su ciclo reproductivo. El celo dura aproximadamente 3 semanas y una perra suele entrar en celo cada 6 - 8 meses. En la mayoría de las razas el primer período de celo tiene lugar a unos 6 meses de edad, pero puede ocurrir antes o más tarde.

Normalmente puede identificarse por una leve hemorragia de la vagina, la vulva hinchada o un aumento de micción. Sin embargo, la hemorragia en las perras no es demasiado fuerte y en una perra pequeña puede incluso pasar desapercibida.

Atención indeseada

Lo primero que notará si su perra entra en celo es que atrae a los machos no castrados en un radio muy grande. Su conducta también cambiará por lo que si normalmente no deja a los machos montarla, estando en celo casi seguro que se lo permitirá. Además, los machos son capaces de llegar a extremos sorprendentes para encontrarse con una hembra en celo.

Mientras su perra esté en celo no se recomienda dejarla sin vigilancia y tendrá que llevarla con la correa cada vez que la saque a pasear. En general los dueños de otros perros con quienes se cruce podrán controlar a sus perros, pero el olor de una hembra en celo puede causar una conducta agresiva en algunos perros.

Hemorragia

El segundo motivo de preocupación es la hemorragia. Si su perra pierde suficiente sangre como para ensuciar, posiblemente quiera limitarla a las áreas con suelos sin alfombras, fáciles de limpiar. Excepto en casos en los que quiere dedicarse a la cría, lo mejor es esterilizarla.

La esterilización impedirá que entre en celo. Existen algunas polémicas sobre la mejor edad para esterilizar a su perra. Algunos veterinarios recomiendan dejar que la perra tenga un período de celo, por el contrario, otros practican la neutralización a los 6 meses. Pregunte a su veterinario qué medidas le parecen correctas para su perra.

[ ↑ skip to content ↑ ]