[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Perros de terapia para ayudar a las personas

La terapia con animales existe desde hace muchos años; de hecho, en Inglaterra se remonta al siglo XVIII. En la actualidad su uso está mucho más establecido y en muchas situaciones se utilizan animales como caballos, gatos, conejos y, por supuesto, perros.

La TAA es básicamente una forma de fisioterapia, normalmente relacionada con la conducta psicosocial. Dicho en términos más sencillos, es una forma de utilizar a los perros para ayudar a las personas a estar más integradas socialmente y a desarrollar su motricidad fina.

Los hospitales infantiles y las residencias de ancianos son lugares a los que se suele llevar perros adiestrados. Los perros pueden ayudar a hacer frente a sentimientos como la soledad o la depresión, por lo que son particularmente útiles con pacientes sensibles. La presencia de un perro amistoso con el que jugar puede ser una actividad positiva para las personas propensas a la apatía. ¡Y además es divertido!

Todos los perros que se utilizan en la TAA se escogen en función de su temperamento, no de su raza. Cualquier perro que se comporte bien con las personas puede convertirse en un perro de terapia con el debido adiestramiento. El perro ha de permitir que la gente lo acaricie y lo toque, a veces con torpeza. En algunos casos, el perro estará en la misma cama del paciente o en su silla de ruedas, así que ha de ser capaz de quedarse quieto en situaciones posiblemente incómodas.

Además tienen que tener buena salud, tanto física como mental. Recibir el alimento adecuado es importante para cualquier perro, por eso Hill's dispone de una amplia gama de alimentos para que los perros se mantengan sanos, ya sean grandes o pequeños, jóvenes o viejos.

¿Conoces a alguien que esté en un programa de TAA? ¡Cuéntanoslo en nuestra página de Facebook!

 

[ ↑ skip to content ↑ ]