[ ↓ skip to navigation ↓ ]

El embarazo en las perras

Si no piensa dedicarse a la cría, es mejor esterilizar a su perra. Sin embargo, si ha tomado la gran decisión de permitir a su perra tener cachorros, participará en toda una aventura - he aquí algunos síntomas que indican el embarazo en las perras. Las ubres de su perra se hincharán y se harán más prominentes en los primeros 25-30 días del embarazo.

También empezará a tener secreción vaginal aproximadamente un mes después del apareamiento. Notará que el estómago de su perra se hace más grande conforme va subiendo de peso 45-50 días después de la concepción. Algunas perras también presentan falta de apetito o síntomas de depresión durante la gestación.

Una visita al veterinario

Si cree que su perra está embarazada, llévela al veterinario. Le permitirá confirmar el embarazo y al mismo tiempo detectar cualquier complicación temprana. Su veterinario utilizará una serie de diferentes métodos para determinar si su perra está embarazada. Después de 21-25 días el veterinario puede realizar un análisis de relaxina, una hormona que sólo producen las perras embarazadas.

Este método confirmará el embarazo pero no la cantidad de cachorros. Palpando el abdomen de su perra después de 21 días, su veterinario puede detectar el engrosamiento del útero y la presencia de "bombos" que indican el embarazo. Sin embargo, hay una serie de factores que pueden interferir en este método: una perra con sobrepeso, un solo cachorro o incluso el estado nervioso de la perra pueden hacer que un palpado correcto sea complicado.

Un estetoscopio o un electrocardiograma pueden detectar los latidos del corazón del cachorro después de 25 días, pero probablemente no sea posible detectar los latidos de corazón individuales por lo cual resulta una herramienta insuficiente para determinar la cantidad de cachorros. Una prueba común de embarazo es con ultrasonidos. Es un método fiable y no invasivo que puede detectar a los cachorros en unos 28 días.  

El método más exacto de recuento de cachorros son los rayos X que pueden detectar los esqueletos después de 49 días. Algunos veterinarios desaconsejan utilizarlos para evitar la exposición a los rayos X de los cachorros durante su desarrollo. Preparaciones para una nueva camada En los meses anteriores al alumbramiento no necesita hacer muchas cosas por su perra embarazada excepto asegurarse de que continúe recibiendo una dieta equilibrada y sana.

Debería animarla a hacer ejercicio para que esté en forma para el parto que puede resultar largo y extenuante. Algunos días antes de que su perra dé a luz probablemente empiece a estar intranquila y a arañar el suelo o su cama. Está intentando hacer un nido para su camada. Proporciónele un recinto para ello, lo ideal sería un lugar donde ella pueda entrar y salir pero donde los cachorros queden recluidos. Podría servirle una caja de cartón del tamaño apropiado para su perra, o podría utilizar una piscina para niños pequeños. Llene el "nido" de toallas, mantas o sábanas viejas. No utilice nada que espere volver a utilizar, ya que los partos suelen ser sucios.

Si sabe la fecha de la concepción, su veterinario podrá calcular la fecha de parto. La otra manera es controlar la temperatura de la madre cuando piense que le falta poco para dar a luz. La temperatura normal para perros suele estar alrededor de los 38.4 grados. Su temperatura bajará por debajo de 37.8 grados justo antes del parto. ¿Se ha puesto de parto mi perra? Los síntomas de parto inminente son intranquilidad, necesidad de micción frecuente, jadeo y escarbar en su "nido".

Normalmente habrá una secreción de color verde oscuro en la vagina. Esto significa que la placenta se ha separado y la madre está lista para dar a luz. Si la secreción ha aparecido pero su perra todavía no ha dado a luz unas horas después, pídale ayuda a su veterinario. Una perra normalmente puede dar a luz completamente sola. Alumbrará a los cachorros, los sacará de la membrana amniótica, cortará con los dientes el cordón umbilical y empezará a limpiarlos.

Un poco de ayuda

Si la nueva madre no sabe qué hacer, está exhausta o está alumbrando a otro cachorro, hay unas cuantas cosas que puede hacer. Si el cachorro todavía no está fuera, sáquelo de la membrana en la que está envuelto. Si necesita cortar el cordón umbilical, coja un trozo de hilo resistente y átelo fuertemente alrededor del cordón aproximadamente a un dedo del cuerpo del cachorro.

Haga otra vuelta y átela un poco más abajo de la primera y luego corte el cordón con unas tijeras limpias. Pellizque la piel en la nuca del cachorro y procure hacerlo llorar. El llanto quitará el fluido de las vías respiratorias del cachorro. Si tiene una pequeña pipeta para los ojos puede utilizarla para absorber con cuidado el líquido de la nariz del cachorro. Cuando el parto haya acabado, procure que la madre salga fuera para estirar los músculos y hacer sus necesidades. Quite las toallas y las mantas y sustitúyalas por otras que estén limpias. Luego deje a la nueva madre sola para que cuide de sus nuevos cachorros. ¡Felicidades!

Un estetoscopio o un electrocardiograma pueden detectar los latidos del corazón del cachorro después de 25 días, pero probablemente no sea posible detectar los latidos de corazón individuales por lo cual resulta una herramienta insuficiente para determinar la cantidad de cachorros. Una prueba común de embarazo es con ultrasonidos. Es un método fiable y no invasivo que puede detectar a los cachorros en unos 28 días.
[ ↑ skip to content ↑ ]