[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Llevar a su perro al veterinario

Puede ser necesario llevar a su perro al veterinario para un simple chequeo, una vacuna o porque está enfermo o lesionado.

Una visita al veterinario puede ser una experiencia estresante para su perro. Habrá muchas cosas nuevas, olores, sonidos, personas y animales extraños. Sin embargo, hay algunas cosas que puede hacer para asegurar  que la visita a la clínica veterinaria le resulte confortable y no estresante tanto para usted como para su perro.

Asegúrese de dar un buen paseo antes de ir al veterinario. Esto le dará a su perro la posibilidad de orinar, lo cual reducirá la posibilidad de que ocurra un incidente en la clínica. Además, si su perro ya ha hecho algo de ejercicio, estará más tranquilo y dócil.

Use un transportín

Si su perro es lo suficientemente pequeño, piense en llevarlo al veterinario en un transportín aunque normalmente se comporte muy bien en la correa. Un transportín impedirá que el perro muerda, rasgue o intente escaparse si se asusta. También protegerá a su perro de otras mascotas irritables en la clínica veterinaria. Finalmente, si su perro está enfermo o cojea, la jaula será más cómoda para él.

Si va a usar un transportín, no olvide poner algún forro dentro. Sería buena idea que introdujera alguna prenda de ropa usada que huela a usted. Su perro le asocia con seguridad y comodidad, así que sentir su olor cerca le ayudará a sentirse mejor.

Mientras esté en la sala de espera, mantenga a su perro tranquilo y controlado. Aunque puede estar excitado al encontrarse con otros animales, lo mejor es tenerlo a su lado o en su regazo. Asegúrese de darle a su perro mucha atención física y hable suavemente con él, esto ayudará a mantenerlo relajado.

Pregunte si puede ayudar

Cuando llegue la hora de examinar a su mascota, pregunte al veterinario si puede ayudarle a aguantar a su perro. Los veterinarios y las ATV tienen mucha experiencia en aguantar a animales nerviosos y asustados y saber cómo evitar hacerle daño a su perro o que les haga daño a ellos. Así que no se preocupe, su perro estará en buenas manos. El personal de clínicas y hospitales veterinarios puede estar muy ocupado. Si necesita más tiempo para hablar con su veterinario sobre su perro, planifíquelo. Reserve una visita más larga si puede o, si es posible, no vaya en hora punta. Las clínicas veterinarias suelen estar muy llenas temprano por la mañana o por la tarde-noche cuando la gente no trabaja

Lleve a su perro al veterinario para revisiones regulares y pesarlo. Esto no sólo ayudará a su perro a acostumbrarse a esta experiencia, sino también ¡permitirá al veterinario acostumbrarse a su perro!

[ ↑ skip to content ↑ ]