[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Los riesgos de un consumo de sal excesivo

La sal es un importante componente de la dieta de su perro y juega un papel clave en su bienestar. La sal (o cloruro sódico) mantiene los líquidos corporales y es necesaria para el funcionamiento se distintos órganos y del sistema nervioso.

A los alimentos se les puede añadir sal para mejorar su sabor.

Un consumo excesivo de sal puede dar lugar a un aumento de la presión sanguínea y al agravamiento de los síntomas en una enfermedad cardíaca. Además, la mayoría de los perros que padecen una enfermedad renal ya sufren hipertensión. Estas enfermedades pueden estar presentes sin que los dueños lo sepan, especialmente en el caso de los perros de más edad.

Sin embargo, se pueden conseguir alimentos con un sabor estupendo sin recurrir a niveles de sal innecesariamente altos; por eso en Hill's™ controlamos estrictamente el contenido en sal de nuestros productos, sin comprometer por ello su valor nutricional o su sabor. Lo que ocurre es que sabemos que los perros, en diferentes etapas de su vida y con necesidades nutricionales específicas, necesitan alimentos que tengan el equilibrio adecuado de vitaminas, minerales e ingredientes de alta calidad.

Con Hill's Science Plan™ puede estar seguro de que su perro obtiene el equilibrio adecuado de nutrientes sin los riesgos asociados a un exceso de sal. Y lo que es más, el sabor le encantará. Grarantizado.

[ ↑ skip to content ↑ ]