[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Viajar con tu perro

Si tienes pensado viajar al extranjero con tu mascota, no olvides consultar antes a tu veterinario. Sobre todo en zonas cálidas* existe el riesgo de contraer determinadas enfermedades poco frecuentes en climas más fríos. También es posible que necesites vacunar a tu mascota o llevar un certificado sanitario

Viajar con tu perro puede ser una experiencia gratificante y divertida si haces los preparativos adecuados. Sin embargo, un viaje mal planificado puede acabar siendo un mal trago tanto para tu perro como para ti.

Una vez hayas decidido que tu perro te va a acompañar en tu viaje, lo primero que deberías hacer es comprarle un collar o placa identificativa donde figuren todos sus datos, y asegurarte de que siempre la lleva puesta; aunque el microchip (obligatorio en muchas Comunidades Autónomas) es el método de identificación más seguro. Antes de viajar, también sería útil que aprendiera algunas órdenes básicas, para que se porte bien durante el trayecto. Y, por supuesto, hay que tener un plan de viaje bien diseñado: saber qué llevar y dónde alojarse, ya que no todos los hoteles admiten perros.

Viajar en coche

El coche es el medio de transporte más habitual y normalmente también el mejor, ya que los perros están acostumbrados a montar en él para ir al parque o al veterinario. Sin embargo, lo cierto es que algunos perros pueden pasarlo mal cuando viajan en coche, así que hay que intentar que esta experiencia resulte lo más divertida posible para ellos. Una de las cosas que puedes hacer es cambiar el destino de sus viajes. Por ejemplo, si tu perro solamente monta en coche para ir al veterinario, puede que lo haya asociado a experiencias negativas. Así que llévalo en coche al parque, a la playa o a la tienda donde le compras los juguetes, y empezará a buscarte él mismo para que le lleves de viaje.

Si aún así sigue poniéndose nervioso y es incapaz de permanecer calmado cuando viaja en coche, quizá sería mejor que no realizases viajes muy largos con él y, si no te queda más remedio que hacerlo, que consultes con tu veterinario sobre la posibilidad de utilizar alguno de los medicamentos disponibles para controlar la ansiedad. Si tu perro soporta bien los viajes largos, recuerda que, como las personas, ellos también necesitan estirar las piernas y descansar, así que debes planear tu viaje con paradas cada 3-5 horas. Cada perro es diferente así que, si sabes que el tuyo es incapaz de mantenerse quieto más de dos horas, puede que tengas que parar con más frecuencia.

Qué llevarse

Aquí tienes una pequeña lista de cosas que podrías necesitar llevar en el viaje:

  • La correa
  • Su cama o cesta/caseta
  • Premios
  • Un juguete
  • Su manta o cama
  • Bolsas de basura
  • Medicamentos
  • Un kit de primeros auxilios
  • Su historial médico
  • Sus certificados veterinarios
  • Sus cosas de aseo y peluquería

También sería recomendable que hicieses una lista con varias clínicas veterinarias dentro de tu ruta de viaje, por si tu perro necesitase asistencia veterinaria en algún momento.

Viajar en avión

En general, viajar en avión con perros no es lo más aconsejable. Algunas líneas aéreas permiten, si el perro es lo suficientemente pequeño, que viaje en cabina en un trasportín bajo el asiento delantero. Los perros más grandes, sin embargo, no tienen tanta suerte y tienen que viajar en la bodega.

Alojamiento en hoteles

Buscar y reservar un hotel con antelación es esencial cuando se viaja con un perro. Hoy en día muchos hoteles admiten perros y algunos incluso ofrecen ciertos servicios para ellos. Infórmate bien de si tu hotel admite perros y de cuánto te costaría alojarte con él antes de emprender el viaje.

Alojamiento en casas rurales

Al igual que los hoteles, también hay muchas casas rurales que no tienen ningún problema en admitir animales, pero consúltalo antes de viajar, ¡no vaya a ser que te lleves una sorpresa al llegar a tu destino!

Camping

Una vez más, no todos los campings admiten perros, así que asegúrate de comprobarlo antes de hacer tu reserva. Pasar las vacaciones de acampada es una manera excelente de disfrutar del aire libre con tu perro, así que si encuentra un camping donde admiten animales, ¡aprovéchalo!

*Viajar por regiones (sub)tropicales, por ejemplo por la zona mediterránea, conlleva cierto riesgo de contraer algunas enfermedades.

[ ↑ skip to content ↑ ]