[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Los perros envejecen

Una de las tristes realidades de ser dueño de un perro consiste en el hecho de que probablemente su perro llegue a la vejez mucho antes de que lo haga usted. Los perros al hacerse mayores, necesitarán un poco más de atención pero todavía pueden llevar una vida sana, agradable y llena en sus últimos años.

Lo más importante que puede hacer por su perro es cuidarlo bien antes de que envejezca. Las visitas regulares al veterinario le ayudarán a detectar a tiempo cualquier problema médico que pueda agravarse en la vejez.

Un buen cuidado dental a lo largo de la vida de su perro significará que será mucho menos probable que su perro sufra de gingivitis y enfermedad de encías. Pocas personas se dan cuenta de lo rápido que la placa y el sarro pueden acumularse en los dientes de un perro así que un buen cuidado dental es vital.

El ejercicio regular ayudará a su perro a estar en buena forma cuando empiece a envejecer y hará menos probable que tenga sobrepeso.

Enfermedades relacionadas con la edad

En la vejez los perros padecen muchas de las mismas enfermedades que las personas, por lo que muchos perros viejos serán propensos a artritis o rigidez muscular general. Puede ayudarle dejándoles algún tiempo para desentumecer los músculos antes de sacarlos a pasear. Proporcionarle a su perro un lecho mullido también hará que le sea más fácil levantarse y tumbarse.

Un lecho para perros también le dará a su perro un poco de calor adicional cuando duerma. Al envejecer los perros pierden en cierto grado la habilidad para controlar su temperatura corporal. Tenga cuidado con no dejar a su perro en sitios donde pueda llegar a pasar demasiado calor o demasiado frío.

Un aseo regular

La piel y el pelo de su perro pueden verse afectados porque su cuerpo produce menos grasas naturales que ayudan a mantenerlos suaves e hidratados. Continuar cepillando a su perro estimulará la piel para que produzca su propia secreción grasa. Asimismo debería hablar con su veterinario sobre un champú o un tratamiento cutáneo que ayude a hidratar la piel y calme cualquier irritación.

El oído o la vista del perro pueden empezar a fallar con la edad. Al principio esto puede ser difícil de detectar. Todos los perros conocen su entorno y se adaptarán gradualmente conforme vayan perdiendo sus sentidos. Si su perro está perdiendo la vista, evite hacer cambios radicales en la distribución de la casa. Un perro viejo puede encontrar su camino muy hábilmente gracias al olfato y la memoria. Posiblemente quiera restringirle el acceso a las escaleras porque pueden resultar peligrosas si el perro no ve bien.

Duro de oído

Si su perro está perdiendo el oído, es posible que tenga que empezar a comunicarse con él através de señales de manos en vez de comandos de voz. Si esto no formó parte del adiestramiento inicial de su perro, quizás sea hora de hacer un pequeño curso de actualización. En contra de la creencia popular, los perros viejos pueden aprender trucos nuevos y les gustará la atención y la estimulación mental.

A medida que los músculos de su perro se debilitan, puede empezar a tener incontinencia. Preste más atención a su perro porque necesitará sacarlo de paseo un poco más a menudo.

Al envejecer los perros necesitan menos calorías para estar bien alimentados y son más propensos a subir de peso debido a su reducida actividad física. Hable con su veterinario para encontrar el alimento para perros que resulte adecuado para su perro mayor y le ayude a envejecer dignamente.

[ ↑ skip to content ↑ ]