[ ↓ skip to navigation ↓ ]

¿Qué puedo hacer para que mi perro deje de ladrar?

Controlar los ladridos de su perro es una parte importante de su responsabilidad como dueño. Al fin y al cabo, los ladridos excesivos pueden resultar molestos no sólo para usted sino también para sus vecinos.

El porqué de tanto ruido

El primer paso para solucionar el problema consiste en entender por qué ladra un perro. Algunos perros ladran porque intentan hacerle saber que quieren algo. Puede que tengan hambre, sed o simplemente quieren jugar. Si esto sobrepasa los límites razonables, es hora de enseñarle otras maneras de atraer su atención, como darle la pata o esperar cerca de la puerta o del bol de la comida.

La hora de jugar

Muchos perros ladran cuando ven a otros perros, para invitarlos a jugar juntos. Es completamente normal, pero es usted quien ha de decidir qué cantidad de ladridos es aceptable y hacer que su perro espere antes de jugar hasta que no esté tranquilo.

Solo en casa

Su perro puede ladrar si se queda solo. Intente dejar puesta la música o la radio para proporcionarle un ruido humano que le resulte familiar. También puede darle algunos juguetes que requieran un trabajo y atención adicional para mantenerlo ocupado mientras usted esté fuera.

Una buena manera de reducir la ansiedad es dar a su perro una vieja prenda de ropa sin lavar o cualquier cosa que tenga un fuerte olor a su familia.

En cuanto usted vuelva, juegue un poco con su perro y haga ejercicio con él. El perro le habrá echado de menos y no hay mejor manera de restablecer el vínculo.

En guardia

Una de las razones más comunes por las que un perro ladra es para avisar. Si su perro ve a alguien acercándose a la casa, ladrará para hacérselo saber. Ya que ve en usted al jefe de la manada, querrá que usted lo investigue.

Algunos perros han sido educados para dar la alarma y es posible que usted quiera alentar esta conducta. Deje que su perro ladre para llamar su atención pero hágalo callar en cuanto se haya asegurado de que no hay ningún intruso.

Siga un sistema

En todos los aspectos de adiestramiento de un perro necesitará un sistema. Los perros responden a la rutina y esto incrementará significativamente sus posibilidades de éxito. Nunca es demasiado tarde para enseñar trucos nuevos a perros mayores y hay buenos centros donde podrá adquirir las habilidades de control de su perro.

"Cállate"

Una de las maneras de enseñar a su perro la orden "cállate" es hacerlo callar o distraerlo cada vez que ladre. Utilice algo que haga mucho ruido, como una lata llena de monedas, para atraer su atención y luego pronuncie firmemente la orden de "cállate".

Cuando el perro deje de ladrar, alábelo y déle un premio. Nunca grite si quiere que deje de ladrar ya que puede provocarle ansiedad y perjudicar el aprendizaje. Asimismo, puede confundir fácilmente a su perro porque puede pensar que usted también está ladrando. Gritar sólo refuerza la costumbre de ladrar.

En resumen

El adiestramiento siempre es la mejor vía de corregir la conducta de su perro. Sin embargo, recuerde que en la mayoría de los casos ladrar es una conducta normal de un perro. Sólo necesita tomar medidas cuando esto se convierte en algo irrazonable y perjudicial.

Si los ladridos persisten, su veterinario podrá darle consejos adicionales e incluso sugerir otras técnicas.

[ ↑ skip to content ↑ ]