[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Adiestramiento de la conducta de tu cachorro

Los cachorros no nacen con buen comportamiento

Tu nuevo cachorro no viene con buen comportamiento de serie. Probablemente su criador le haya enseñado a hacer sus necesidades en el lugar correcto, pero educarle como tu mascota es responsabilidad tuya. Aún así no debes preocuparte demasiado, ya que los cachorro aprenden rápidamente. Empieza a adiestrarlo lo antes posible; con sólo seguir unas cuantas reglas básicas construiréis una gratificante relación de la que podréis disfrutar durante años.

Recompénsale siempre que se porte bien

Siempre que tu cachorro se porte bien debes recompensarle. Los perros de todas las edades aprecian los elogios y las golosinas, así que cuando recompenses a tu cachorro por algo que haya hecho bien, te estás asegurarando de que vuelva a portarse bien en el futuro. Pero debes hacerlo rápido; la recompensa debe recibirla como mucho unos pocos segundos después de 'su buena acción'; si tardas más corres el riesgo de que se piense que le estás recompensando por otra cosa.

Mala conducta: ¿es mejor prevenir o ignorar?

La respuesta correcta es: a veces prevenir y a veces ignorar.

Mordisquear, por ejemplo; es algo que deberías entender que tu cachorro necesita hacer. Al fin y al cabo forma parte de su conocimiento del exterior y de su exploración de nuevas sensaciones. El origen de este hábito varía mucho, pudiendo ser provocado por el aburrimiento, la salida de los dientes, la búsqueda de atención o el estrés de sentirse solo.

Las 'víctimas' favoritas de este hábito son las almohadas, los zapatos y diversas partes de los muebles como pueden ser las patas de las sillas. Es muy importante que enseñes a tu cachorro lo que puede mordisquear y lo que no. Desgraciadamente, los cachorros no nacen con el gen de 'no se mordisquean las zapatillas del niño'.

Además de no dejarle ir a las zonas donde podría provocar destrozos en las primeras semanas, debes darle juguetes que pueda morder. Y cuando los utilice, cúbrele de elogios y déjale que continúe mordisqueando.

¿Y qué hacer cuando mordisquee algo que no deba? La respuesta es sencilla; ignórale. Nada de gritos, ni de palos ni de caras de enfado. Simplemente ignórale, verás lo pronto que entiende el mensaje.

Algunas veces también hay que ignorar la regla de 'ignorar'

Habrá casos en los que ignorar su mala conducta pueda ser peligroso para él mismo. Pongamos por ejemplo que esté mordisqueando un cable eléctrico. Él no sabe que es malo, ni que es peligroso, así que simplemente debes decirle que no lo haga. No hace falta que le grites ni que le reprendas durante mucho rato, es suficiente con un 'no' seco y cortante para captar su atención. Si te hace caso y para, elógiale y recompénsale con una golosina.

No dejes que te vuelva loco con sus ladridos

Los cachorros a los 6 ó 7 meses de edad alcanzan la madurez, entonces empiezan a proteger la casa por instinto. Debes conocer este dato porque los dueños que no lo saben y animan a sus mascotas a ladrar, acaban teniendo un perro que ladra por todo, y no pueden controlarlo más adelante.

Así que si quieres vivir tranquilamente, no le animes a ladrar por todo. Esto no significa que no vaya a ladrar cuando presienta una amenaza; lo hará por instinto.

Así que nunca debes recompensarle, ni tampoco animarle a que ladre cuando esté excitado. Por ejemplo, podría ladrar de excitación cuando le preparas para dar un paseo. Si lo hace, para en seco e ignórale hasta que esté tranquilo, entonces reanuda tus preparativos.

[ ↑ skip to content ↑ ]