[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Traer a tu cachorro a casa

Tu cachorro y su nuevo hogar

Spaniel PuppiesHas elegido a tu cachorro, te has dedespedido del criador y de la familia  tu cachorro y vas de camino a tu casa.

Ojalá la emoción de la llegada de tu nuevo acompañante no te haya hecho olvidar todo lo que vas a necesitar. Debes pensar que es la primera vez que tu cachorro se aleja de su entorno familiar, con sus olores característicos y su espacio reconocible. Para que no se sienta estresado, durante los días anteriores a su llegada a tu casa debes asegurarte de que todo está preparado para él, como harías ante la llegada de un bebé.

La cama del cachorro

Es importante que te plantees dónde va a dormir. La mayoría de los cachorros prefieren descansar en espacios cerrados que les sirvan de refugio si la situación se vuelve demasiado estresante, así que puedes pensar en hacerte con una caja en la que quepa su cama o su cesta. Asegúrate de que el lugar sea confortable, cálido, seco y que no tenga corrientes de aire. Ponle una manta o un cojín para perros para que esté cómodo. Es mejor que seas tú el que decida cual es el mejor sitio para dormir antes de que él intente hacerlo sobre el sofá, recuerda que siempre es más fácil inculcar buenos hábitos que librarse de los malos. Una caja es el lugar perfecto para que el cachorro se pueda refugiar cuando se agobie. Es importante que toda tu familia tenga claro que cuando se retira a su sitio hay que dejarlo en paz. También debes procurar que su cama esté lejos de la tuya. No caigas en la tentación de dejarlo dormir contigo mientras es pequeño; si lo haces, cuando crezca te costará quitarle el hábito. Además, tu cachorro necesita su espacio tanto como tú necesitas el tuyo.

Las noches del cachorro

Muchos cachorros lloran por la noche, sobre todo durante su primera semana en el nuevo hogar. Así que cuanto más cálida sea su cama, más tranquilo estará. No está de más ponerle una bolsa de agua caliente o un juguetito, siempre que no sea peligroso para él.

El resto de la familia

Aunque tengas otras mascotas en casa, es importante que tu cachorro pueda explorar su nuevo entorno. Cuando le presentes a las otras mascotas hazlo gradualmente, y siempre vigila atentamente la situación. Cuando conozca a niños no dejes que éstos se pasen de la raya. Asegúrate de que le tratan como a una criatura viva, no como a un juguete al que pueden achuchar y lanzar a su antojo.  Para más información véase el artículo sobre socialización.

 

El cachorro se queda solo

Ni los cachorros, ni tampoco los perros, deberían quedarse solos durante largos periodos de tiempo. Los perros que permanecen aislados durante mucho tiempo pueden desarrollar ansiedad por separación que hace que no puedan soportar estar separados de sus amos.

Debes enseñar a tu cachorro a soportar periodos de ausencia cortos. Déjalo en una habitación, cierra la puerta y márchate. Al cabo de unos minutos vuelve pero no le digas nada. Cuando hayas hecho esto varias veces, incrementa el intervalo a unos 30 minutos. Si se pone nervioso, empieza a ladrar, morder o arañar la puerta, adelanta un poco la vuelta.

Antes de salir: Saca a pasear al cachorro o juega con él para que se quede calmado cuando te marches. También puedes darle de comer para que tenga sueño. Déjale algo que pueda roer para que se distraiga. A algunos cachorros les tranquilizan los sonidos familiares, puedes probar a dejar la radio puesta, o incluso a grabar algunos minutos de tu voz y la de los tuyos en una conversación normal. Pero si a tu cachorro le cuesta quedarse solo incluso durante períodos cortos, pídele consejo al veterinario.

 

 

 

 


[ ↑ skip to content ↑ ]