[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Introducir el alimento de adulto

Ahora que tu cachorro es casi adulto, deberías ir pensando en cambiar su alimento habitual de cachorro por un alimento para perros adultos, más adecuado a sus nuevas necesidades.

Un alimento nuevo siempre debe introducirse gradualmente, incluso si el nuevo alimento parece gustarle. De esta forma se reducen las posibilidades de que aparezca un malestar estomacal debido al cambio en la alimentación. Los cambios de dieta afectan a los distintos animales de manera diferente, así que es importante realizar el cambio con cuidado. En general, los perros son animales de costumbres. Tu perro puede necesitar ayuda con el cambio de alimento, sobre todo si ha estado acostumbrado a consumir un único tipo de comida. Otra razón podría ser que, aunque el perro esté acostumbrado a una dieta variada, el veterinario te haya recomendado un alimento especial por una razón terapéutica, por ejemplo, porque tu perro tenga alergia, enfermedad renal o necesite perder peso.

Puedes seguir algunas de estas recomendaciones para que la transición entre distintos alimentos sea más fácil:

  • Introduce el alimento nuevo gradualmente durante 5-10 días
  • Introduce aproximadamente un 10% del alimento nuevo cada día, añadiéndolo al alimento anterior. Aumenta la proporción en un 10% cada día hasta que estés dando a tu perro sólo el alimento nuevo
  • Evita darle alimentos recién sacados del frigorífico
  • Puedes cambiar la textura del alimento enlatado añadiendo un poco de agua caliente para suavizarla y así hacer más fácil que se mezcle con el alimento antiguo
  • No intentes añadir restos de comida humana a la nueva dieta. La mayoría de los perros acabarán comiéndose la comida humana y esto podría convertirse en una mala costumbre a largo plazo
  • Siempre debe haber disponible un cuenco con agua fresca y limpia
  • El perro no debe pasar hambre durante el intento de introducción del alimento nuevo
  • Si te resulta realmente complicado cambiar el alimento de tu perro, habla con tu veterinario o con el auxiliar veterinario por si pueden ayudarte con más consejos

Puede que tu perro necesite un cambio de dieta para ayudar a controlar un problema médico. Si éste es el caso, es importante que sigas todos los consejos de tu veterinario. La enfermedad puede afectar el apetito, así que habla con el veterinario para ver si puede darte algún consejos particular para la alimentación de tu perro.

[ ↑ skip to content ↑ ]