[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Empezar a utilizar el collar y la correa

Collar y correa

Puppy on a lead Aunque falten aún algunas semanas para que puedas pasear a tu cachorro con correa (antes de las vacunas deberías llevarle en brazos para evitar infecciones), puedes acostumbrarle al collar en cuanto haya tenido tiempo de asentarse en tu casa.

 

¿Qué tipo de collar?

El primer collar de tu cachorro debería ser uno con hebilla, no de cadena o deslizante. Cuando se lo pongas, asegúrate de que quepan dos dedos entre el collar y el cuello.

Cuándo ponérselo

Elige un momento agradable para él, como por ejemplo el de la comida, el del juego o el de salir a la calle. Tendrás que estar preparado para el hecho de que al principio quiera quitárselo con las patas. Ignórale, y cúbrelo de elogios cuando pare. Después de un rato, distráelo con algo agradable y retírale el collar para ponérselo de nuevo al cabo de un rato.

Acostúmbrale al collar

Es normal que tarde varios días en acostumbrarse al collar. Cuando empiece a ignorarlo puedes dejárselo permanentemente. Hay dos cosas que es importante que recuerdes; la primera es que en esta etapa los cachorros crecen a gran velocidad, así que debes asegurarte de que no le apriete demasiado; la segunda es que durante las primeras veces que le saques a la calle, tiene muchas posibilidades de perderse, así que es importante que le pongas una chapa identificativa. Más tarde, cuando tu cachorro se acostumbre a que le cojan, empieza a enseñarle a ser sujetado por el collar. Retén su cuerpo con una mano para que no se marche e introduce los dedos en el collar. Ignora sus esfuerzos por soltarse y cuando se quede quieto, elógiale. Si lo retienes suavemente de esta forma, aprenderá a que no se puede marchar si le están sujetando por el collar.

La hora de empezar a usar la correa

En cuanto tu cachorro se acostumbre tener puesto el collar, puedes empezar a usar la correa. Para que se acostumbre puedes dejar que la arrastre un rato él solo. De cuando en cuando puedes coger la correa, pero debes quedarte quieto cuando lo hagas. De esa manera, tu cachorro aprenderá que la correa significa que no puede ir donde quiera porque está unido a ti. Cuando aprenda a estarse quieto, llénale de elogios y luego déjale marchar.

El 'carnet de identidad' de tu cachorro

Como hemos mencionado anteriormente, es importante que los cachorros lleven una chapa identificativa con los datos de su dueño colgada del collar por si en algún momento se pierden. Pero también existen otras formas muy útiles de asegurarte de que tu cachorro vuelve a casa sano y salvo. Para una información más detallada, lee el artículo sobre la implantación del microchip.

[ ↑ skip to content ↑ ]