[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Aprender jugando

Jugar con tu cachorro es un asunto serio

Jugar con tu nuevo cachorro es divertido y estimulante. Pero también es una fase esencial de su adiestramiento. El juego hará que se cree un vínculo fuerte y duradero entre vosotros. También tiene beneficios sobre su salud. Como aún no le puedes sacar a pasear, ya que todavía es muy pequeño, el ejercicio físico que realiza jugando contigo contribuirá al correcto desarrollo de sus músculos, huesos y articulaciones.

No basta con un juguete viejo

Hay que separar los juguetes del cachorro y los objetos del resto de la familia. Por ejemplo: no debes dejarle que coja tus zapatos o los juguetes de tu hijo, ya que si no lo aprende de pequeño, cuando crezca le costará mucho trabajo dejar de hacerlo.

Uno de los juguetes más seguros indicados para tu cachorro son los llamados 'mordedores'. Sirven para gran cantidad de juegos y además tu cachorro puede sacudirlos a su antojo. También están los llamados 'kongs', que son conos huecos hechos de un tipo de resina prácticamente indestructible. Lo mejor de los kongs es que se pueden llenar con premios y ayudarán a mantener a tu cachorro entretenido durante un buen rato.

Es hora de jugar a un juego llamado 'control'

Piensa en el futuro durante un momento; seguro que quieres que tu cachorro se convierta de adulto en un perro obediente y tranquilo. Por eso es tan importante que mientras juegas con él le enseñes a controlarse. Sin duda esto te reportará beneficios en el futuro, cuando necesites que mantenga la calma en situaciones de estrés. Además, si tú controlas el juego, controlarás a tu cachorro. Pero recuerda que él aún es demasiado joven y tienes que ser muy paciente si quieres enseñarle a comportarse de manera comedida.

Algunos juegos educativos de gran utilidad

Lanzamientos

Estos juegos hacen aflorar el instinto de persecución de tu cachorro, así que el control es muy importante. Debe aprender a mantenerse quieto cuando lanzas un juguete, por ejemplo, hasta que le des la orden de ir a por él. También se tendrá que acostumbrar a que le pidas que vuelva, incluso cuando esté corriendo a por su juguete preferido.

Agita y suelta

Para estos juegos puede ser de gran utilidad tener juguetes con sonido. Como inciden sobre la naturaleza predatoria del cachorro, el control es también muy importante. Enséñale, por ejemplo, a soltar un juguete, y también a devolvértelo cuando se lo ordenes, aunque esté deseando quedárselo.

Tira y afloja

Este juego te servirá para enseñar a tu cachorro a dejar de tirar de su mordedor a la orden de 'suelta', y cuando lo haga deberás recompensarle. Es conveniente seguir jugando hasta que te obedezca a la primera.

El juego es sólo el principio

Una vez que tu cachorro aprenda las primeras nociones de control, puedes pasar a un nivel más avanzado, como por ejemplo llevarle a un club de adiestramiento. Tu veterinario podrá asesorarte sobre los mejores sitios e instalaciones de la zona, así como los libros o manuales de adiestramiento más adecuados.

[ ↑ skip to content ↑ ]