[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Controlar a tu cachorro cerca de una hembra en celo

Hacia los seis meses de edad, tu cachorro empezará a convertirse en adolescente. Esto supondrá cambios en la forma de su cuerpo, ya que el crecimiento se ralentiza y su cuerpo empieza a llenarse. Los desgarbados cachorros de patas largas adquirirán unas proporciones adultas más elegantes a lo largo de los siguientes seis meses.

 

Malas conductas

Este es también el momento en que los cachorros machos empiezan a pensar en el sexo opuesto, aunque de una manera algo confusa. Para algunos perros, los cojines, los muebles e incluso las piernas de sus dueños pueden proporcionar una salida para sus frustraciones y la conducta de montar es frecuente en esta edad. Esta conducta, aunque resulta molesta y embarazosa, normalmente desaparece en un par de meses, aunque algunos perros pueden continuar montando objetos después de este período. Esterilizar a tu perro es una buena solución en la gran mayoría de los casos. Esta operación rutinaria consiste en la extirpación de los testículos, la principal fuente de hormonas que dan lugar esta conducta.

Cambio de hábitos

Otro de los cambios que podrás notar a medida que tu cachorro macho crece es que empezará a levantar la pata para orinar. Es completamente normal, aunque unos pocos perros también pueden empezar a marcar su territorio levantando la pata y orinando sobre objetos en casa. Durante esta época de "adolescencia" también pueden producirse casos de agresión hacia otros perros machos. De nuevo, la gran mayoría de estos problemas se soluciona con la esterilización y muchos dueños prefieren esterilizar a sus perros machos aproximadamente a los seis meses, antes de que puedan aparecer estas conductas.

A la defensiva

Algunos machos jóvenes pueden empezar a defender las cosas que, según ellos creen, les pertenecen. Esto puede incluir tu casa y jardín, un juguete que le guste especialmente o incluso a los miembros de tu familia. Aunque es reconfortante saber que tu perro quiere proteger tu casa y familia, esta conducta protectora puede causar problemas si tu perro además empieza a reaccionar de forma agresiva. Si tu perro gruñe cuando alguien se le acerca mientras come o juega con un juguete, deberías tomártelo como señales de aviso de que el instinto territorial de tu perro está demasiado desarrollado. Existen una serie de técnicas de conducta que pueden usarse para ayudar a estos perros y tu veterinario puede aconsejarte sobre el tema o bien derivarte a un especialista en comportamiento canino. En algunos casos la esterilización ayuda a eliminar este comportamiento de agresión territorial.

Amor verdadero

Hay otro tipo de comportamiento que probablemente observes, pero que sólo aparecerá de vez en cuando. Si hay una hembra en celo en tu área, podrías notar que tu perro macho deja de comer, se pone triste y apático, o bien inquieto y ansioso por salir. Es bastante habitual que los perros machos hagan intentos activos de escaparse para encontrar el objeto de su devoción. Esto puede llevar a que se vean involucrados en accidentes o se pierdan. Una vigilancia adicional y un poco de cariño le ayudarán durante esta época problemática. Desde luego, al igual que los adolescentes, algunos cachorros machos son más complicados que otros pero por suerte, la mayoría de ellos saldrá de la adolescencia sin que nadie se haya vuelto loco.

[ ↑ skip to content ↑ ]