[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Viajar con tu cachorro

Actualmente existen muchas más oportunidades de llevar a tu cachorro contigo de vacaciones que antes. De hecho, puedes encontrar publicaciones con listados de alojamientos donde tanto tú como tu cachorro seréis bienvenidos. Incluso puedes llevar a tu mascota de vacaciones al extranjero, gracias al Programa de pasaportes para mascotas (PETS). Gracias a este pasaporte los perros pueden viajar a los países europeos y volver desde allí sin cuarentena. Pero la obtención del pasaporte para tu mascota puede llevar tiempo, así que es muy importante planearlo con antelación. Puede parecer obvio pero tanto si quieres llevar a tu perro de vacaciones por el país como por el extranjero, antes del viaje deberías asegurarte de que tiene las vacunas correctas y de que están al día. Si tienes alguna duda, consulta con tu veterinario.

Preparar a tu cachorro para el viaje

Es muy importante que compruebes antes del viaje si tu cachorro está sano y en forma. Aún así en los viajes largos los perros pueden pasarlo mal. Puede ser recomendable que consultes con tú veterinario qué remedios hay disponibles; incluso podría recomendarte tranquilizantes en el caso de que a tu perro no le haga mucha gracia el viaje.

También es importante que el cachorro se acostumbre a tu coche antes del viaje. Una vez que se haya familiarizado con los alrededores de la casa, ponle a dormir media hora en el coche, o déjale explorar el interior. Cuando se haya acostumbrado puedes hacer viajes cortos, incrementando poco a poco la duración de los mismos.

Antes de emprender el viaje

Debes darle de comer unas horas antes del viaje. Si no es posible, quizás sea mejor que esperes hasta llegar a tu destino. Además, debes asegurarte de que lleva puesto un collar y la chapa identificativa con tu dirección y números de contacto.

Otra opción a considerar es la implantación de un microchip, que además es obligatorio en algunas Comunidades Autónomas. Básicamente, el microchip es una manera sencilla de tener identificado a tu perro, y facilitará su recuperación en caso de que se pierda, se escape o te lo roben. El procedimiento es muy sencillo; consiste en la implantar un diminuto dispositivo del tamaño de una semilla bajo la piel de tu cachorro. No se ve a simple vista, pero puede ser leído por un escáner. Tu veterinario puede darte toda la información que necesites sobre la implantación del microchip.

Durante el viaje

Tu cachorro siempre debería ser transportado con total seguridad, preferiblemente en un transportín homologado que esté debidamente anclado al coche (al maletero en el caso de conducir un coche familiar). De todas maneras, si no dispones de transportín, entonces debería ir en la parte trasera del coche con un arnés de seguridad especial para perros. En los coches familiares o con maletero integrado existe la alternativa de instalar una reja separadora hecha a medida. Hay que tener en cuenta que el cachorro debe poder estar de pie y girar sobre sí mismo, al igual que estar sentado y tumbarse cómodamente. Y obviamente nunca le encierres en el maletero o le dejes viajar en la zona delantera si no está debidamente sujeto.

Déjale que descanse un poco de vez en cuando

Si el viaje es largo, haz una parada de vez en cuando y déjale que beba agua y haga un poco de ejercicio. Y si haces una parada corta, para comer o para ir al baño, nunca le dejes mucho rato en el coche sin ventilación. Es mejor dejarlo a la sombra con la ventanilla un poco bajada. Y no lo olvides: La posición del sol varía a lo largo del día. A lo mejor dejaste tu coche a la sombra hace una hora y ahora te lo encuentras a pleno sol.

[ ↑ skip to content ↑ ]