[ ↓ skip to navigation ↓ ]

¿Qué es el FLUTD?

FLUTD (Enfermedad del Tracto Urinario Inferior Felino) es el término general que se utiliza para un conjunto de enfermedades que afectan al tracto urinario inferior de los gatos (incluyendo cálculos en la vejiga, tapones uretrales, infecciones, cistitis, etc.).

Si tu gato tiene FLUTD, puede que haga frecuentes intentos por orinar, generalmente con dificultad, que presente sangre en la orina y que orine en lugares inusuales o alrededor de su bandeja.

El FLUTD puede ser un problema recurrente en gatos de cualquier edad y sexo. Es especialmente problemático en machos, puesto que puede dar lugar a una obstrucción en el tracto urinario que impida la eliminación normal de la orina.

El FLUTD es una enfermedad dolorosa que puede tener muchas causas:

Bladder Health

1. La Cistitis Idiopática Felina (CIF): es la causa más frecuente de FLUTD en gatos. Se trata de un tipo de inflamación estéril de la pared de la vejiga. Se desconocen sus causas, aunque podría desencadenarse por situaciones de estrés, con síntomas similares a los que aparecen en las personas con cistitis.

2. Tapones uretrales: La vejiga produce un moco protector que puede unirse con cristales de estruvita diminutos y formar tapones. Estos tapones pueden desplazarse por la uretra y provocar graves obstrucciones en el sistema urinario.

3. Cristales de Estruvita y Oxalato. La alimentación puede influir en la formación de cristales en los gatos susceptibles.

4. Cálculos de Estruvita y Oxalato. Los cristales pueden agruparse y formar cálculos, que producen molestias y pueden provocar obstrucciones.

El alimento: Todos los cálculos están formados por minerales; si el alimento de tu gato tiene demasiados minerales, la probabilidad de que desarrolle cálculos puede aumentar.

Otros factores de riesgo: El sobrepeso, la falta de ejercicio y el estrés pueden contribuir a la aparición de problemas urinarios.

Vigila los síntomas

Los síntomas más frecuentes de FLUTD son:

  • Sangre en la orina
  • Esfuerzo excesivo al orinar
  • Visitas frecuentes a la bandeja
  • Micciones dentro de casa o en lugares inusuales
  • Mostrarse inquieto, esconderse, negarse a comer

Importante: Si tu gato no orina con facilidad, puede que la causa sea una obstrucción urinaria. Contacta inmediatamente con tu veterinario, ya que se trata de un problema urgente que puede resultar fatal si no se trata a tiempo.

Postura normal para orinar

Normal Posture to Urinate

Postura forzada

Normal Posture to Urinate
  • Cabeza ligeramente inclinada hacia abajo
  • Posibles quejidos
  • Postura encorvada
  • Patas delanteras en
    posición vertical
  • Patas traseras más verticales
  • Espalda arqueada
  • Músculos tensos
  • Articulación de la rodilla hacia delante

Opciones de tratamiento

Treatment Options

Es probable que tu veterinario te prescriba medicamentos y también que te recomiende una dieta especial para tu gato, puesto que un alimento adecuado puede ayudar a que se recupere más rápidamente.

[ ↑ skip to content ↑ ]