[ ↓ skip to navigation ↓ ]

¿Qué causa la rigidez articular?

Hay muchas razones por las que tu gato puede sufrir rigidez articular:

Edad

A medida que las mascotas envejecen, el cartílago articular de va desgastando. Aunque es mucho más frecuente en perros y gatos de más de 7 años, también las mascotas más jóvenes pueden sufrir rigidez articular.

Raza

Ciertas razas están más predispuestas a desarrollar rigidez articular. Entre las razas con mayor riesgo se encuentran los Himalayas, los Persas y los Siameses.

Exceso de peso

Un peso excesivo implica una mayor tensión sobre las articulaciones y el cartílago, lo que aumenta el riesgo de que aparezca rigidez articular.

Defectos congénitos o hereditarios

Los gatos de ciertas razas pueden tener enfermedades congénitas o hereditarias que hacen que sean más propensos a desarrollar rigidez articular a lo largo de su vida.

Accidentes o traumatismos

Un daño en el cartílago puede llevar a que, con el tiempo, aparezca rigidez articular y problemas en la movilidad.

VER CÓMO j/d AYUDA A TU GATO

[ ↑ skip to content ↑ ]