[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Héroes caninos: perros de búsqueda y rescate

Además de ser unas mascotas maravillosas, los perros desempeñan una función importante en muchos ámbitos de nuestra sociedad. Los perros de búsqueda y rescate son valiosísimos en situaciones de catástrofes, hasta el punto de que hay expertos que consideran que un perro puede hacer un trabajo equivalente al de más de 20 personas.

Los perros de búsqueda y rescate pueden cubrir mucho más terreno que las personas y, puesto que su olfato, vista y oído están mucho más desarrollados, son capaces de percibir signos más sutiles de vida.

El hecho de que los perros trabajen más rápido que los seres humanos es también un factor importante que puede hacer que aumente la tasa de supervivencia en muchas catástrofes, particularmente en caso de aludes. Más del 90% de las víctimas sobrevive si se las encuentra en los 15 minutos siguientes a haber sido sepultadas. Dicho porcentaje se reduce drásticamente hasta situarse en tan solo el 30% si se las encuentra una vez transcurridos 30 minutos.

Generalmente, a los perros de búsqueda y rescate se les adiestra para hacer una de estas dos tareas: seguir un rastro de olor o buscar en una zona determinada. Cada tarea requiere una habilidad y un adiestramiento distinto. Si alguien se pierde en el monte, el perro de búsqueda y rescate puede buscar el rastro de dicha persona utilizando un objeto que le perteneciese para captar su olor. A continuación, el perro seguiría ese olor hasta encontrar a la persona desaparecida.

Tras un terremoto o un alud, el perro de búsqueda y rescate tiene que localizar rápidamente a cualquier persona que pueda estar en apuros. Eso implica que debe olisquear el aire y captar instintivamente cualquier rastro de olor humano cerca del lugar de la catástrofe. En cuanto el perro identifica el lugar, el equipo humano empieza a cavar para desenterrar a cualquiera que pudiese estar sepultado.

Los perros de pastoreo o de caza son los más utilizados para las tareas de búsqueda y rescate, ya que suelen tener el instinto apropiado para estas labores, aunque cualquier perro que tenga el temperamento adecuado podría convertirse en perro de búsqueda y rescate con el debido adiestramiento.

El factor más importante de un buen perro de búsqueda y rescate es su adiestramiento. Es necesario que sean extremadamente obedientes y que estén preparados física y mentalmente para hacer el trabajo. Han de estar listos para actuar en escenarios muy diversos, desde terremotos y catástrofes urbanas, hasta aludes y espacios naturales.

Trabajar en zonas donde se han producido desastres es estresante tanto para los humanos como para los perros que colaboran en tareas de rescate. Por eso es esencial que estos perros se mantengan en los niveles más elevados de salud física y bienestar emocional.

Todos los perros, tanto los perros de búsqueda y rescate como nuestros compañeros domésticos, necesitan alimentarse correctamente para tener una vida larga y saludable. Por eso, en Hill's nos esforzamos para ofrecer una nutrición superior para perros de todos los tamaños, razas y edades.

[ ↑ skip to content ↑ ]