[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Las molestias digestivas en los perros con sensibilidad alimentaria

Una sensibilidad alimentaria es simplemente una reacción del organismo a algo que tu perro ha comido y que no tolera bien. Dicho de otro modo, el sistema digestivo de algunos perros no reacciona bien frente a determinados ingredientes que otros perros toleran perfectamente. Los vómitos y la diarrea son los principales síntomas, pero también pueden aparecer otros, como gases, pérdida de peso o ruidos estomacales. La sensibilidad alimentaria es un problema relativamente frecuente para muchos perros.

Cada perro es único y también las sensibilidades alimentarias lo son. Algunos perros disfrutan de su alimento durante muchos años y, sin embargo, en un determinado momento pueden desarrollar una reacción adversa al alimento debido a que su organismo deja de tolerar un ingrediente.

A menudo es necesario ir probando distintos ingredientes para dar con aquel que le provoca el malestar gastrointestinal. Otra posibilidad es cambiarle a un alimento que tenga fuentes de proteínas y carbohidratos menos frecuentes y con las que no haya estado habitualmente en contacto. Es menos probable que estas nuevas fuentes de proteínas y carbohidratos le provoquen una reacción adversa. La solución para las sensibilidades alimentarias resulta a veces tan sencilla como cambiar de alimento.

Un buen alimento con el que empezar es Hill’s™ Prescription Diet™ i/d™ Sensitive, que ayuda a manejar la sensibilidad alimentaria y al mismo tiempo alivia las molestias digestivas. Está formulado con ingredientes fáciles de digerir, suaves para el estómago y que no provocan reacciones adversas en la mayoría de las mascotas. i/d™ Sensitive tiene una alta densidad energética, lo que permite proporcionar a tu perro todos los nutrientes y la energía que necesita para recuperarse pero con menos cantidad de alimento, dándole un respiro a su aparato digestivo.

Recuerda: lo primero que debes hacer siempre si tu perro tiene vómitos o diarrea es acudir al veterinario, ya que podrían ser signos de una sensibilidad alimentaria, pero también de algo más grave.

[ ↑ skip to content ↑ ]