[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Los cuidados de
los perros pequeños

Nueva imagen
Mejor sabor
que nunca*

Mantén a tu perro sano y feliz con nuestros consejos para controlar su peso y para asearlo, aprende cómo hacer que las visitas al veterinario sean mejores y mantén a raya las alergias y otros problemas estacionales.

Cuatro pasos para
un perro más sano

Controlar el peso es fundamental para disfrutar de una vida larga y saludable, ya que hasta un ligero sobrepeso puede suponer un problema para las razas más pequeñas.
Sigue estos cuatro pasos para mantener a tu perro en su peso ideal y cuidar de su salud y bienestar.

Advertencia en caso de cachorros de razas pequeñas o miniatura

Un plan de pérdida de peso nunca es una opción segura para los cachorros en crecimiento, salvo que un veterinario lo recomiende. Si te preocupa que tu cachorro tenga sobrepeso, consulta a tu veterinario. Nunca le cambies a un alimento para el control del peso si haber sido asesorado previamente por tu veterinario.

Bañar y peinar a tu perro de raza pequeña

Si aseas a tu perro por tu cuenta puedes ahorrar bastante dinero. Y no solo eso: cepillar y bañar a tu perro puede ser una experiencia muy divertida para ambos siempre que sigas los consejos de nuestra guía.

Ver más

Aprovecha al máximo
las visitas al veterinario

Las revisiones periódicas permiten que tu perro y tu veterinario se conozcan mejor. Sin embargo, ir al veterinario supone para tu perro entrar en contacto con multitud de cosas, personas y animales poco habituales. Estas nuevas sensaciones, olores y sonidos son desconocidos para él y pueden hacer que se sienta nervioso, pero podemos darte algunos consejos para hacer que las visitas a la clínica le resulten más fáciles.

Más información

Alergias y otros fastidiosos problemas estacionales

El mismo polen y el polvo doméstico que provoca reacciones alérgicas en las personas puede provocar dermatitis alérgica en los perros de razas pequeñas, una inflamación de la piel que hace que se laman, se rasquen y pierdan pelo, causando un gran malestar e incomodidad.

Dirofilariasis

La dirofilariasis es una enfermedad parasitaria que se transmite a través de los mosquitos. Tu veterinario puede recomendarte las pruebas para detectarla y el calendario y tratamiento adecuados para prevenirla. Consulta inmediatamente a tu veterinario si sospechas que tu perro ha podido contraer esta enfermedad.

Pulgas

Existen muchos productos, tanto tópicos como orales, altamente eficaces para proteger a tu perro frente a las pulgas. Aspirar con frecuencia los suelos, alfombras y tapicerías es esencial para eliminar los huevos que las pulgas depositan sobre ellos (recuerda tirar la bolsa de la aspiradora tras aspirar). También es recomendable lavar la cama del perro.

Garrapatas

Las garrapatas son unos pequeños y desagradables parásitos que pueden propagar enfermedades infecciosas como la ehrlichiosis y la enfermedad de Lyme. Todos los propietarios de razas pequeñas deberían chequear con frecuencia la piel de sus perros en busca de posibles garrapatas. Si inspeccionando la piel de tu perro encuentras alguna, retírala lo antes posible y asegúrate de llevar guantes cuando lo hagas.

[ ↑ skip to content ↑ ]