[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Pasa
tiempo de calidad
con él

Nueva imagen
Mejor sabor
que nunca*

¡Coge los juguetes y accesorios que necesites y ponte en camino! Te contamos cómo disfrutar de grandes momentos con tu perro...

Entender
a tu perro

Los perros de raza pequeña son distintos a los de otras razas. Tanto por su estatura como por su gran personalidad, los perros de raza pequeña ven el mundo de otra manera... Aprende a compartir su visión del mundo con nuestra práctica guía.

Guía del propietario

Elegir los juguetes adecuados
para tu perro

Los momentos de juego son importantes no solo porque suponen un medio para que tu perro haga ejercicio y estimule su mente, también porque jugando crea vínculos contigo.

Todos los juguetes que utilices con tu perro han de tener la forma y el tamaño adecuados y estar en buenas condiciones:

Los juguetes demasiado pequeños son un peligro, ya que podría tragárselos y ahogarse

Las cuerdas, los lazos y las gomas pueden fascinar a tu perro, pero no son buenos juguetes

Evita todo tipo de juguetes con partes que puedan desprenderse (como los ojos de plástico de los peluches)

Una buena norma a seguir con cualquier juguete es que, una vez empiece a deshilacharse o deteriorarse, es hora de sustituirlo

¿Quieres sacar el máximo partido a los juguetes de tu perro? No los utilices todos a la vez. Haz una pequeña selección de juguetes, utilízalos durante una temporada y cámbialos por otros de vez en cuando para que sigan representando una novedad para él.

Accesorios
para tu perro

La ropa y otros accesorios para perros son cada vez más populares, y muchos propietarios los utilizan como una forma de expresar su personalidad y estar a la moda.

Ropa

Si decides vestir a tu perro, escoge prendas que además de bonitas sean funcionales, por ejemplo que lo mantengan calentito. Obviamente, debes asegurarte de evitar aquellas prendas que puedan ser peligrosas para su salud.

Joyas

Tiaras, collares, tobilleras... Las joyas para perros pequeños pueden parecer adorables, pero si las utilizas debes asegurarte de que no las lame ni las muerde, ya que podría llegar a tragarse piezas que podrían hacerle daño.

Trasportines

Existen transportines de todas las formas, tamaños y colores, y la mayoría cuenta con ventanas para una mayor visibilidad y ventilación. Escoge uno lo bastante grande para que tu perro esté cómodo, pero lo bastante pequeño para que no vaya dando tumbos en él mientras caminas.

Lleva a tu
perro a dar una vuelta en coche

Ya sea un trayecto corto o un viaje a la otra punta del país, tu perro puede ser el copiloto perfecto, y si tomas ciertas precauciones adicionales, ambos podréis pasar algunos de vuestros mejores momentos juntos en la carretera.

Ayuda a tu perro a acostumbrarse a los viajes en coche haciendo trayectos cortos por la ciudad antes de probar con un viaje más largo. Para los viajes largos, tu mejor aliado será un transportín bien ventilado adecuadamente anclado al asiento o sujeto con el cinturón de seguridad.

Ten presente el riesgo que el calor del coche puede suponer para tu perro. Un coche puede convertirse en un auténtico horno en un instante en primavera o verano, así que:

  • No dejes nunca a tu mascota sola en el coche en días cálidos o calurosos. Ni un solo minuto. El calor se acumula rápidamente en el interior de los vehículos y supone un grave peligro para cualquier mascota.
  • Si tu perro empieza a jadear fuertemente o no para de lamerse, puede que esté teniendo dificultades para lidiar con el calor. Son signos de advertencia que indican que tienes que pararte en un lugar a la sombra para refrescarlo y darle agua.

No olvides divertirte y, si vas a irte para mucho tiempo, ¡acuérdate de coger su comida y su comedero!

[ ↑ skip to content ↑ ]