[ ↓ skip to navigation ↓ ]

El alimento adecuado
para tu perro pequeño

Los perros pequeños tienen necesidades nutricionales especiales

En Hill's sabemos lo mucho que quieres a tu perro. Para ti, es como un miembro más de la familia. Puesto que los perros pequeños tienden a ser más longevos que los de razas más grandes, también están más expuestos a los radicales libres. Los radicales libres pueden dañar las células y el ADN, especialmente las del sistema nervioso e inmunitario. El organismo de tu perro tiene sus propios mecanismos de defensa pero, al darle un alimento enriquecido en antioxidantes, le proporcionas una protección adicional.

Rico en antioxidantes

Rico en antioxidantes

100 g de Hill's Science Plan Small & Miniature tienen la misma vitamina E que 250 g de almendras, un alimento rico en esta vitamina.

Seguramente te gusta tener a tu perro pequeño cerca de ti, acariciarle y abrazarle. Por eso, además de mantenerle limpio y bien peinado, se beneficiará si le das un alimento especialmente formulado para mantener los dientes limpios y el pelo y la piel sanos.

Los perros pequeños tienen una alta tasa metabólica y necesitan más calorías por kilo que los perros de mayor tamaño. Pero como tienen un estómago pequeño, es mejor que coman raciones pequeñas varias veces al día. Eso sí, siempre procurando no darles más alimento del que les corresponde.

Sabemos que quieres darle un alimento que, además de un buen olor y un sabor delicioso, tenga unas croquetas con el tamaño adecuado para su pequeña boca. Por eso hemos creado Hill’s™ Science Plan™ Small & Miniature: un alimento que le ofrece toda la nutrición y la protección que necesita.

Science Plan™ Small & Miniature,
para una vida larga y saludable

Con un 100% de lo que los perros pequeños necesitan, y un 0% de lo que no necesitan, ¡el nuevo Science Plan™ Small & Miniature es la receta para una vida mejor!

Y es que ha sido especialmente diseñado para adaptarse a las necesidades de perros como el tuyo, para que pueda disfrutar de una vida larga y saludable a tu lado. Con tu cariño y nuestra protección, tu perro está en buenas manos.

Un sistema inmunitario fuerte para una vida larga y saludable

Science Plan Small & Miniature está especialmente formulado con vitamina E y otros antioxidantes clínicamente probados para neutralizar los radicales libres y darle a tu perro una vida larga y saludable.

Con un delicioso sabor que le encantará

Science Plan Small & Miniature está elaborado con pollo y pavo como ingredientes principales, para darle un delicioso sabor a carne que a tu perro le encantará.

Croquetas pequeñas para bocas pequeñas

Science Plan Small & Miniature tiene unas croquetas especialmente pequeñas, con forma de disco y específicamente diseñadas para adaptarse a la delicada boca de tu perro pequeño. Y, además de ser crujientes y deliciosas, contienen antioxidantes para favorecer su salud bucal.

Science Plan™

Small & Miniature

Small & Miniature

4,5 mm

Science Plan™
Advanced Fitness™

Mini

Mini

6 mm

Science Plan™
Advanced Fitness™

Medium

Medium

10 mm

Un pelo suave, brillante y con un aspecto fabuloso

Con una combinación especial de ácidos grasos omega-6 y otros nutrientes para mantener la piel y el pelo sanos

¿Cuánto debería comer?

Es importante que alimentes a tu perro con la cantidad adecuada de comida y a los intervalos correctos. Esto puede ser complicado, pues hay que tener en cuenta que las necesidades pueden variar mucho de un perro a otro. Por eso es esencial que vigiles periódicamente su condición corporal, para poder ajustar la cantidad de alimento si fuese necesario.

Más información...

Para ayudarte a mantener a tu perro sano, te recomendamos que sigas estos sencillos pasos:

  1. Pesa a tu perro. En la mayoría de clínicas veterinarias hay básculas que puedes usar de forma gratuita.
  2. Para determinar si tu perro está en el rango de peso correcto, pídele a tu veterinario que utilice el sistema de puntuación de la condición corporal (PCC).
  3. Aliméntalo siguiendo las pautas de alimentación que figuran en el envase y las recomendaciones del veterinario.
  4. Periódicamente repite el proceso desde el Paso 1 y ajusta la cantidad que le das en caso necesario.

Te sugerimos que tu veterinario o tú evaluéis la condición física de tu perro cada pocos meses. En el caso de algunos perros, es probable que el veterinario recomiende evaluaciones más frecuentes.

Dale a tu cachorro de raza pequeña
el mejor comienzo en la vida

La base para que las mascotas tengan una vida larga y feliz está, igual que en las personas, en una buena salud. Construir esa base es el propósito principal de los primeros meses de vida de tu cachorro. Los cachorros de razas pequeñas y miniatura tienen la misión de crecer, y el alimento que tomen determinará en gran medida si empezarán a andar ese camino con buen pie o si tendrán más riesgo de sufrir problemas de salud durante el trayecto.

Al escoger el alimento para tu cachorro, recuerda estos cuatro puntos clave:

¿Qué hacer con un perro
quisquilloso
con la comida?

El comedor quisquilloso

¿Le das a tu perro un alimento sabroso y nutritivo y él se limita a olisquearlo y lamerlo? ¿Se deja comida en el bol?

Puede que pienses que tu perro quiere o necesita variedad, pero en realidad tu mascota se sentirá feliz comiendo el mismo alimento toda su vida, siempre que sea un alimento nutritivo y sabroso. Ten en cuenta que tu perro desciende de cazadores oportunistas que comían lo que podían cuando podían.

Más información...

Normalmente estas actitudes quisquillosas con la comida no son consecuencia de su comportamiento, sino más bien del nuestro. Si le damos las sobras de la mesa o le premiamos demasiado con golosinas, no solo aumentamos el riesgo de que sufra obesidad, sino que también estimulamos que se vuelva puntilloso con la comida. Tu perro dejará de comer su comida con la esperanza de que le des algo que le resulte más atractivo que lo que tiene en su bol. Lo mejor que se puede hacer en esta situación es dejar de darle comida de la mesa y limitar las golosinas.

Si, cuando tu perro era más jóven le ofreciste muchos alimentos distintos para ver cuál era el que más le gustaba, puede que le estimulases a aguantar las ganas de comer en espera de algo mejor. Si eres de los que tienes que abrir varias latas de alimento distintas y tienes que animarle a comer algo en cada comida, entonces es él el que te ha adiestrado a ti.

La manera más eficaz de corregir esta conducta es ayudarle a entender que no tiene opciones. Sírvele la comida y déjasela media hora. Si no se la come, retírala. Cuando toque comer de nuevo, saca otra vez la comida y retírala media hora después. Un día o dos después, puede que empiece a husmear en busca de golosinas extra. ¡Cíñete a tu estrategia y no cedas! No está pasando hambre. Si estuviese hambriento, comería. Puede que tengas que aguantar algunas quejas y lloros por su parte, pero esta técnica es realmente eficaz para poner fin a los comportamientos quisquillosos.

Si estás cambiándole el alimento, hazlo gradualmente. Empieza mezclando un poco del alimento nuevo con el habitual y ve aumentando gradualmente la cantidad de alimento nuevo y reduciendo la del antiguo. Esta técnica te será muy útil para acostumbrarle al nuevo alimento y evitar que se ponga en huelga de hambre. Si estás cambiándole de un alimento húmedo a uno seco, prueba a mezclar este último con un poco de agua tibia. No dejes fuera de la nevera el alimento húmedo durante demasiado tiempo pues podría estropearse, especialmente en épocas de calor.

Si tu perro se vuelve quisquilloso de repente sin haber mostrado antes esa conducta, puede que la causa sea un trastorno médico. Comprueba si vomita, tiene diarrea, está aletargado o ha perdido peso. Y no dudes en llevarlo al veterinario si crees que hay algún problema.

[ ↑ skip to content ↑ ]