[ ↓ skip to navigation ↓ ]

Cuidado dental para gatos

Lo creas o no, cuidar los dientes de tu gato es tan importante como cuidar los tuyos. Un cuidado dental adecuado es esencial para que tu mascota mantenga una buena salud global.

La placa y el sarro

La saliva, las bacterias y las partículas de comida se unen para formar la placa dental que, si no se hace nada para retirarla, se va acumulando poco a poco sobre los dientes. La placa es la película que sientes sobre los dientes cuando te despiertas por la mañana. En 24 horas la placa puede empezar a convertirse en sarro, un depósito amarillento sólido que se acumula sobre los dientes. La placa también produce gingivitis, una inflamación de las encías, que supone la primera etapa de la enfermedad periodontal.

Un problema en todas las edades

El 70% de los gatos presentan gingivitis a los dos años de edad, aunque existen otro tipo de enfermedades de las encías que pueden presentarse incluso antes. La principal causa de enfermedad de las encías es la acumulación de la placa, que contiene un gran número de bacterias. Estas bacterias pueden acceder a los vasos sanguíneos y diseminarse a los pulmones, el hígado, los riñones y el corazón produciendo infecciones en estas localizaciones. La enfermedad periodontal es además un proceso doloroso, incluso aunque los gatos no muestre síntomas.

Señales indicadoras

Tu veterinario podrá detectar cualquier problema durante que tu gato pueda tener durante su revisión anual, pero hasta entonces hay algunas cosas que puedes vigilar:

  • Mal aliento
  • Depósito de sarro amarillo y marrón sobre los dientes (los dientes normales siempre deberían estar blancos)
  • Una línea roja a lo largo de la línea de encía (gingivitis)
  • Dificultad para comer
  • Sangrado de las encías
Un buen cepillado

El cuidado de los dientes de tu gato debería incluir tres partes:

1) Un cepillado regular de los dientes

2) La alimentación con un alimentos especial que funcione como un cepillo de dientes

3) Revisiones regulares por tu veterinario cada 6 meses o COMO MÍNIMO una vez al año

Cepillarle los dientes a tu gato te resultará más fácil si le has acostumbrado desde pequeño, aunque puede conseguirse incluso en un gato ya mayor, siempre y cuando no tenga ninguna enfermedad de las encías que le produzca dolor.

No utilices pasta de dientes para personas; existen pastas especialmente formuladas para mascotas que son más seguras. Pregunta a tu veterinario o auxiliar veterinario qué te recomiendan y pídeles que te enseñen cómo hacerlo.

Deberías cepillar los dientes de tu gato como mínimo una vez a la semana, pero mejor si lo haces todos los días.

 

Alimentos especiales

Además del cepillado, o en su lugar, puedes utilizar alimentos especiales que ayudan a mantener los dientes limpios.Los alimentos secos normales no eliminan la placa pero Science Plan VetEssentials utiliza una tecnoliogía especial que ayuda a reducir la formación de placa y sarro desde el primer mordisco.

Dental Care

Es la manera más fácil de asegurarte de que tu gato recibe algún tipo de "cepillado dental" todos los días.

Y recuerda que debes visitar a tu veterinario de forma regular para que, entre otras cosas, revise la salud dental de tu gato: mantener sus dientes en buen estado es esencial para su salud general.

[ ↑ skip to content ↑ ]