Desarrolla tu instinto para saber manejar los trastornos digestivos

Los ruidos de tripas y las molestias estomacales de las mascotas no son nunca buena señal. Para los propietarios a los que les toca limpiar las desafortunadas consecuencias de los trastornos digestivos de sus mascotas, supone uno de los pocos inconvenientes de tener una mascota.

Los trastornos digestivos pueden afectar a cualquier parte del sistema digestivo, desde el estómago, al intestino delgado y el intestino grueso. Además de los signos más frecuentes, como los vómitos, los trastornos digestivos en las mascotas pueden ir acompañados por pérdidas de apetito, ruidos o espasmos estomacales, esfuerzos al defecar, inactividad, depresión y pérdida de peso.

Recuerda que has de llevar a tu mascota al veterinario, no solo para superar los problemas estomacales agudos, sino también las enfermedades que pueden alargarse durante más tiempo y tener la misma gravedad. Si tu mascota presenta un problema digestivo, la respuesta puede ser darle alimento para mascotas Hill’s™ Prescription Diet™ y tu veterinario podrá recomendarte el más adecuado para su enfermedad.

Si quieres más información sobre trastornos digestivos, visita nuestra nueva página web dedicada a la salud gastrointestinal de perros y gatos.

Artículos relacionados sobre el cuidado de las mascotas