Viajar con tus mascotas al extranjero: consejos

Publicado por Emma Milne
minutos de lectura

Encuentre alimentos que se ajusten a las necesidades de su mascota

Encuentre alimentos que se ajusten a las necesidades de su mascota

Encuentre alimentos que se ajusten a las necesidades de su mascota

A la gente le encanta viajar, y también pasar tiempo con sus gatos y perros, por eso es lógico que les guste la idea de irse de vacaciones con ellos. Sin embargo, ¿a nuestras mascotas les gusta viajar tanto como creemos?

Mis perros, Pan y Badger, estaban conmigo prácticamente todo el tiempo, en el trabajo, en casa, ¡incluso en el bar después de una larga jornada!  Como mucha otra gente, también nos los llevábamos de vacaciones con nosotros. No obstante, la realidad no fue tan sencilla como habíamos pensado, así que te voy a hablar como veterinaria para ayudarte a tomar esta decisión.

Como veterinaria, cuando alguien me pide consejo en algo relativo a su mascota, me gusta ir a lo esencial y pensar en las cinco necesidades básicas de las mascotas. Es un buen modo de asegurarse de que está todo cubierto. Las cinco necesidades son:

  • El alimento y el agua.
  • Un entorno adecuado.
  • Estar con o sin otros animales.
  • Actuar como siempre.
  • Estar protegido del dolor, las heridas y las enfermedades.

Puede parecer obvio, pero es una buena lista para cuando estés planeando tus vacaciones. En este artículo, me centraré en los perros, pero los consejos que doy se pueden aplicar también a los gatos.

El alimento y el agua.

El agua es lo más importante a tener en cuenta. Los perros y los gatos deberían tener siempre acceso a agua limpia y fresca. Si tienes en mente realizar un viaje largo, tendrás que hacer paradas cada poco tiempo para que puedan beber, si en el coche no es posible. Recuerda que, aunque el coche disponga de aire acondicionado, en el maletero siempre hará más calor. He tenido perros en mi consulta que habían sufrido un golpe de calor porque sus propietarios no se habían dado cuenta del calor que hacía en el maletero. También deberás asegurarte de que donde vayas el consumo de agua sea seguro tanto para ti como para tu perro.

Piensa en llevar la cantidad suficiente de alimento según la duración del viaje y un poquito más por si acaso hay retrasos o imprevistos. Seguramente, podrás comprar alimento para tus mascotas en el lugar adonde vayas, pero un cambio repentino de dieta puede causar problemas de estómago que nadie quiere experimentar durante las vacaciones. Esto es especialmente importante si tu perro o gato necesita seguir una dieta terapéutica especial por prescripción de su veterinario.

Entorno.

Puede que sea similar al del sitio en el que vives, pero también son frecuentes los viajes a lugares en los que el clima es muy diferente y esto puede afectar a tu perro. No pretendas que haga muchas cosas en las horas más calurosas del día. Es mejor que permanezca en la sombra y que descanse cuando lo necesite. Si tu perro tiene mucho pelo, plantéate cortárselo antes de iros de vacaciones. Esto puede suponer una gran diferencia para su bienestar.

Otras mascotas.

Cuando viajamos, es posible que nos encontremos con otros perros y gatos. Asegúrate de consultar con tu veterinario las enfermedades a las que puede verse expuesta tu mascota en el lugar al que vayas. Esto es crucial para evitar llevar enfermedades a tu país, así como para proteger la salud de tu mascota.

Actuar como siempre.

Muchas mascotas se sienten tristes cuando se producen cambios muy fuertes en su rutina, por ello es importante mantener la situación tan normal como sea posible. Para que los perros y los gatos estén contentos, como todos los animales, necesitan poder expresarse con normalidad. En el caso de los perros esto se traduce en poder jugar, explorar, escarbar, etc. A pesar de que quizás buscas relajarte durante las vacaciones, recuerda que tu perro sigue necesitando estímulos y puede que no quiera pasar todo el día tumbado en la playa.

Dolor, heridas y enfermedades.

A nadie le apetece pensar en esto, pero los accidentes pueden ocurrir en cualquier parte y los climas de otros países pueden suponer que tu perro o tu gato estén expuestos, por ejemplo, a enfermedades y/o parásitos subtropicales. Es el caso de la leishmaniosis, que se propaga a través de un tipo de mosquito y puede resultar difícil de diagnosticar, además de causar graves problemas de salud e incluso la muerte. Otros ejemplos son la Dirofilaria (también conocida como gusanos del corazón) y los Echinococcus. Ambos pueden suponer un peligro tanto para las personas como para los animales.

Asegúrate de averiguar cuáles son las vacunas y los antiparasitarios necesarios para tu viaje. Además, pregunta a tu veterinario cuáles te recomienda además de las obligatorias. Por otro lado, hazte con un botiquín de primeros auxilios para tus mascotas, que incluya vendas, peine para garrapatas, agua estéril para limpiar los ojos, pinzas, etc. Muchos de estos elementos son fáciles de encontrar y, además, te resultará práctico tenerlos en casa. Si tu mascota necesita algún medicamento con prescripción, organízate con antelación y asegúrate de tener más que suficiente para todo el tiempo que estés fuera. Lo más probable es que no puedas conseguir una prescripción en el extranjero. Y como hemos mencionado antes, hay bastantes «sorpresas subtropicales» que pueden manifestarse mucho tiempo después de haber regresado. Por ello, si tu mascota enferma una vez que ya habéis vuelto, acude a tu veterinario y no olvides mencionarle dónde habéis estado de viaje.

Para terminar...

Las veces que hemos viajado con nuestras mascotas nos lo hemos pasado de maravilla, pero no todo fue coser y cantar, y si hubiesen contraído alguna enfermedad no creo que me lo hubiese podido perdonar. Es importante pensar bien si queremos que nuestras mascotas nos acompañen de viaje. Puede resultar complicado para ambos y siempre habrá un mayor riesgo de que contraigan alguna enfermedad. Especialmente para los gatos, así como para los perros más introvertidos, viajar y conocer sitios nuevos puede resultar muy estresante.

Si cuentas con alguien en quien puedas confiar para dejarle a tu mascota, puede ser una experiencia menos estresante para ella y es posible que tus vacaciones sean mucho más relajantes. En cualquier caso, decidas lo que decidas, la prioridad es viajar con total seguridad.

Contributor Bio

Emma Milne

Emma Milne

 

La Dra. Emma Milne se licenció como veterinaria en 1996. Durante doce años, trabajó en una pequeña clínica veterinaria y durante siete años como especialista en nutrición animal. Es muy conocida por su trabajo para el bienestar animal y ha escrito diez libros sobre mascotas.

 

Artículos relacionados

  • Desarrolla tu instinto para saber manejar los trastornos digestivos

    Los ruidos de tripas y las molestias estomacales de las mascotas no son nunca buena señal. Recuerda que has de llevar a tu mascota al veterinario, no solo para superar los problemas estomacales agudos, sino también las enfermedades que pueden alargarse durante más tiempo.
  • Premia a tu gato en cualquier momento, no sólo en Navidad

    Una golosina de vez en cuando gusta a todo el mundo, especialmente ahora que se acerca la Navidad. Pero, aunque darle a tu gato sobras de la mesa puede resultar muy tentador, muchos de los alimentos para personas pueden, en realidad, resultarle peligrosos.
  • Eliminar el pelo de mascota en casa

    Quitar el pelo de mascota puede ser una tarea difícil, pero no imposible. A continuación encontrarás algunos consejos para la limpieza del aire y de gran parte de las superficies del hogar.
  • Qué hacer con los gatos y los perros en las vacaciones

    Encuentra aquí consejos útiles por si te estás planteando no llevarte a tu mascota cuando te vayas de vacaciones, como ideas sobre quién puede cuidarla y opciones para su alojamiento, entre otros.

Productos relacionados