¿Tiene tu gato picores o la piel seca?

 

Idealmente, la piel de tu gato debe estar limpia y mullida, con un tacto suave y liso cuando la acaricias. Por ello, si notas rojeces, bultos, descamación u otros síntomas de irritación, puede que tenga una enfermedad de la piel que requiere un cuidado especial. Vigila si se rasca o se lame más en determinados lugares con mayor frecuencia.

 

 

¿Cuáles son las causas del picor en los gatos?

 

La sequedad y el picor en la piel de tu gato puede deberse a muchas causas. Si presenta muestras de irritación, consulta a tu veterinario para que pueda diagnosticar la enfermedad. Posiblemente, tu veterinario te recomendará realizar pruebas para identificar la razón exacta de la enfermedad cutánea de tu gato. Algunas de las causas frecuentes pueden ser:

 

Alergias alimentarias

Pueden aparecer en respuesta a determinadas proteínas presentes en el alimento de tu gato.

Otras alergias

Es posible que tu gato sea alérgico a alérgenos inhalados, como el polvo, el polen, el moho, etc. Asimismo, algunos tratamientos antipulgas pueden provocar alergias por «contacto».

Parásitos

Las pulgas, los piojos y los ácaros pueden causarles irritaciones cutáneas. Las picaduras de parásitos irritan la piel de tu gato y hacen que se muerda y se rasque, lo cual resulta perjudicial para su piel.

Desequilibrios hormonales

Los niveles excesivos o deficitarios de determinadas hormonas pueden provocar enfermedades cutáneas en el gato. Dichos desequilibrios hormonales indican la existencia de otros trastornos subyacentes graves que han de identificarse y tratarse.

Infecciones

Las infecciones bacterianas pueden provocar problemas cutáneos.

 

Problemas cutáneos que hay que vigilar en el gato

 

 

Si tienes un gato, habrás notado el empeño que pone en mantener su piel limpia. Sin embargo, debido a este acicalamiento, puede pasar un tiempo antes de que te des cuenta que está sufriendo una enfermedad cutánea. De hecho, es posible que ni siquiera veas ningún tipo de irritación, a menos que notes alguno de los siguientes signos:

  • Granos, manchas o placas de color rojizo
  • Escaras, costras o piel engrosada
  • Placas secas, escamosas o ásperas
  • Pérdida de pelo
  • Mal olor de la piel

 

¿Qué puedo hacer para aliviar el picor de mi gato?

 

Determina si tiene parásitos

 

Examina a fondo el pelo y la piel de tu gato para detectar la presencia de garrapatas, pulgas, ácaros, piojos u otros parásitos. Si detectas alguno, pide consejo a tu veterinario y sigue el tratamiento adecuado.

Comprueba si se trata de alergias

 

Si tu gato no tiene parásitos, ni otros problemas de salud, su malestar puede deberse a una reacción alérgica a algo en su entorno, como por ejemplo polen, polvo o moho. Ello podría dar lugar a dermatitis alérgica, una inflamación de la piel que hace que se lama, se rasque, pierda pelaje y tenga la piel escamosa y seca.

Alimenta bien a tu gato

 

Incluso si la causa de la enfermedad cutánea de tu gato no está relacionada con su alimentación, puede resultarle beneficioso consumir un alimento de alta calidad, formulado específicamente para cualquier sensibilidad en la piel. Busca uno que contenga niveles altos de proteína de alta calidad, ácidos grasos esenciales y antioxidantes, ya que todos son importantes para curar y proteger la piel de tu gato.

 

Habla con tu veterinario

 

Las enfermedades cutáneas pueden deberse a un gran número de causas: desde parásitos hasta alergias, pasando por desequilibrios hormonales, bacterias, infecciones y estrés, entre muchas otras. Consulta con tu veterinario el estado de salud de tu gato y sus opciones de tratamiento. Pregúntale
si puede resultar beneficioso cambiarle de alimento.

anchor

El cuidado de tu gato

ARTÍCULOS Y HERRAMIENTAS

Cuidados de tu mascota

  • Gato | Razas - Hill’s Pet

    ¿Estás tratando de determinar qué raza de gato es la mejor para ti? Lee los artículos que te proponemos para obtener información útil al respecto.
  • Gato | Nuevo Propietario - Hill’s Pet

    Ahora mismo quizá te estés preguntando: «¿Debería adoptar un gato?». Aunque es una pregunta emocionante, debe tomarse en serio. Adoptar un gato es un compromiso enorme, por lo que antes de comprar la bandeja de arena y los juguetes deberías plantearte las siguientes preguntas: ¿Conoces a un veterinario de confianza? ¿Tienes la casa preparada para tu mascota? ¿Has hablado con tus compañeros de piso o con tus hijos pequeños sobre la importancia de tratar con cuidado al gato? Estas preguntas son solo el comienzo. Continúa leyendo para obtener más información y respuestas útiles sobre cómo mantener a tu nuevo mejor amigo sano y feliz durante muchísimos años.
  • Gato | Cuidado de la Salud - Hill’s Pet

    Traer a casa a un nuevo amigo cuadrúpedo es emocionante, pero como propietario, seguramente tienes muchas preguntas sobre la salud de tu gato. Resultaría útil que los gatos pudieran contarnos cómo se sienten. Pero no te preocupes, tenemos una biblioteca completa con consejos de salud felina para ayudarte a comprender esas sutiles señales.
  • Gato | Comportamiento y Aspecto Físico - Hill’s Pet

    Infórmate de los tipos de personalidad de los gatos con nuestros artículos relacionados con las diferentes razas felinas. Aprenderás cómo es su comportamiento y pequeños consejos que podrás llevar a la práctica día a día.
  • Gato | Adiestramiento - Hill’s Pet

    Mientras que a los perros les gusta complacer a su "amo", es importante recordar que los gatos son diferentes. ¡Les interesa más complacerse a sí mismos! Por ello, si quieres que tu gato deje de arañar los muebles, saltar a las encimeras o jugar a morder, vas a necesitar mucha paciencia, respeto, refuerzo positivo y recompensas.
  • Gato | Cuidado Habitual - Hill’s Pet

    Cuando se tiene un gato, hay que considerar varios factores. Algo que hay que tener en cuenta es que no hay propietario que sea perfecto. La mayoría de las personas que tenemos un gato aprendemos sobre la marcha, pero, por ahora, aquí puedes encontrar varias respuestas a tus preguntas.