Cómo gestionar la ansiedad por separación de la mascota al volver al trabajo o al colegio

Publicado por
minutos de lectura

Después de semanas o meses en casa durante el confinamiento, regresar al trabajo o al colegio puede resultar difícil para ti y para tu mascota. Probablemente, tu amigo peludo ha disfrutado de más mimos, más juegos y tal vez incluso más golosinas de lo habitual.

Saber cómo aliviar la ansiedad por separarte de la mascota puede ayudar a facilitar la transición, sobre todo si has estado en cuarentena o has trabajado desde casa durante un largo periodo. Incluso el gato o el perro más independientes experimentarán algo de estrés cuando te vayas; es probable que lo oculten bien. A continuación, te ofrecemos cinco consejos para dejar a tu perro solo en casa y ayudar a tu gato a sobrellevar la situación cuando vuelvas al trabajo o al colegio.

1. Fija un nuevo horario

Una vez que sepas cuándo vas a volver al trabajo y a retomar tu antigua rutina, es útil establecer una nueva rutina con tu mascota antes de empezar a salir con regularidad. Esto ayuda a aliviar la ansiedad por separación de la mascota, ya que os da tiempo a ambos para adaptaros al nuevo horario. ¡Tú también tendrás que volver a aprender a salir de casa durante largos periodos de tiempo!

Para empezar, prueba algunas salidas y entradas "falsas". Comienza tu última rutina de "despedida" poniéndote la chaqueta, agarrando el café y las llaves y abriendo la puerta. Despídete de tu mascota, sal al pasillo un minuto o mete la mochila en el coche y vuelve a entrar. Las salidas y entradas breves de este tipo muestran a tu mascota que cuando sales por la puerta, no significa que vayas a estar siempre fuera durante largos periodos de tiempo.

En el caso de los perros, la Association of Pet Behaviour Counsellors afirma que los horarios variables pueden ayudar a tu mascota a afrontar la transición de una rutina predecible a otra impredecible.

Enséñale a "esperar lo inesperado" marchándote, por ejemplo, un minuto la primera vez, luego 12 minutos, luego 3 minutos... para que la mascota no pueda predecir cuánto tiempo estarás fuera. Esto ayudará a reducir la ansiedad que siente tu perro cuando estás fuera de casa durante largos periodos de trabajo.

2. Contén las emociones

Como dueño de una mascota, quizá sea el cambio de comportamiento más difícil para ti. ¿Cómo puedes no montar un gran alboroto cada vez que sales y entras? Sin embargo, según los expertos de Battersea Dogs Home, colmar de atenciones a tu perro en esos momentos concretos puede empeorar la ansiedad por la separación. Recomiendan salir de casa con los menores aspavientos posibles, para mostrar al perro que es normal y no hay de qué preocuparse. Cuando vuelvas, recomiendan entrar con tranquilidad y acercarse a la mascota con suaves elogios. Mujer con un jersey amarillo abrazando a su labrador amarillo sentada en un sofá gris. Puede sonar ilógico actuar con delicadeza cuando ves a tu pequeñín después de pasar horas separados, pero acercarse a él con una sensación de calma evita que sus emociones sean demasiado extremas.

De este modo, se facilita el paso de sus horas de tranquilidad a solas a la pura felicidad de reunirse con su persona favorita. ¡No te preocupes! Una vez pasados 20 o 30 minutos, puedes jugar con tu mascota tanto como quieras.

3. Crea un nuevo horario de comidas

Un paso esencial para reducir la ansiedad por la separación de la mascota es ajustar el horario de comidas. Cuando estás en casa a menudo, es fácil entrar en la rutina de alimentar a la mascota con mayor frecuencia y con golosinas de más. ¿Pero qué sucede cuando vuelves a salir de casa?

Como los perros y los gatos son animales de costumbres, los cambios bruscos en los horarios de las comidas pueden agravar el estrés, por lo que hay que intentar volver a un patrón de alimentación estructurado. Por lo general, los perros comen dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche. La rutina de comidas de un gato depende de cómo se le alimente; los gatos con autoalimentación no requerirán muchos cambios, si es que los hay, pero los gatos con un horario alimentario sí. Como con cualquier cambio en la dieta de una mascota, lo mejor es que la transición sea lenta. Habla con tu veterinario sobre las formas de modificar los horarios de comida de tu mascota con el menor estrés posible. Antes de volver al trabajo o al colegio, haz un inventario de lo que tienes y abastécete de lo que vas a necesitar.

Así evitarás que se produzcan momentos de última hora en los que se acabe la comida, lo que puede aumentar tu estrés.

4. Crea una zona de confort

Mientras estés fuera de casa, tus mascotas buscarán lugares donde se sientan seguras y protegidas. ¿Mucho tiempo en el sofá últimamente? Un buen consejo sobre cómo dejar a tu perro solo en casa y cómo acabar con la ansiedad por la separación es mantener ese cómodo sitio mientras estás fuera. La PDSA también recomienda crear un espacio seguro solo para el perro, utilizando una caja o un espacio cerrado en una zona tranquila de la casa donde no se le moleste. Convierte su espacio en una "guarida para perros" con almohadas y mantas, llénalo con sus juguetes y golosinas favoritos, y deja la puerta abierta para que no se sienta encerrado o atrapado.

A los gatos les encanta esconderse en lugares pequeños y oscuros, tanto si el dueño está en casa como si no. Los armarios y las cajas son guaridas grandes y seguras para ellos. Convierte estos espacios en una cómoda cama con mantas, almohadas o toallas. También puedes incluir un jersey u otra prenda que tenga tu olor, para que tu amigo peludo sienta que se acurruca contigo.

Hombre con barba abraza a un gato cerca de su cara.

5. Evitar el aburrimiento

Una forma que tienen las mascotas de liberar su ansiedad es a través de un comportamiento destructivo.

El aburrimiento cuando se está solo en casa es un factor clave que desencadena esta conducta en los perros, afirman investigadores del comportamiento animal del Reino Unido, no solo porque echan de menos a las personas, sino también porque se sienten frustrados. Esta frustración los lleva a escarbar o masticar cualquier cosa a mano. Muchas gatos se comportan también así, y pueden llegar a demostrar su frustración en la tela del sofá de su dueño o en un rollo de papel higiénico.

La mejor manera de mantener a raya el aburrimiento es con actividades de enriquecimiento que involucren a tu mascota mientras no está. Poner música y programas de televisión centrados en las mascotas puede reconfortar a los animales y reducir su sensación de soledad. Battersea Dogs Home recomienda juguetes de enriquecimiento para perros, como las alfombras olfativas, las pelotas de golosinas y los juegos de búsqueda para dar a los perros una salida adecuada a su energía mental. También puedes llenar un recipiente poco profundo (una piscina pequeña o un contenedor) para crear una piscina de bolas. Puedes tener a tu gato ocupado con rompecabezas de comida para satisfacer su curiosidad, juguetes con hierba gatera como presa o incluso aplicaciones para despertar su instinto de caza (les encanta perseguir peces electrónicos).

Los dueños de mascotas necesitarán armarse de tiempo y paciencia durante este periodo de adaptación. Pero seguir las mejores prácticas para terminar con la ansiedad por separación de la mascota, permanecer en sintonía con las necesidades de tu amigo peludo y mostrar mucho amor te facilitará enormemente la transición de vuelta a un horario" normal ".

Información acerca de la colaboradora

Christine O'Brien

Christine O'Brien

Christine Brovelli-O'Brien, doctora en literatura británica, es escritora, educadora de STEAM y devota dueña de mascotas. Es miembro profesional de la Cat Writers' Association (CWA) y ha escrito para empresas y organizaciones líderes del sector, como What to Expect When You're Expecting y NIU STEM Read. Puedes encontrarla y seguirla en Instagram y Twitter bajo el nombre de @brovelliobrien

Productos relacionados