Los gatos y las golosinas: Mantener a salvo a tu gato en Halloween

Con Halloween a la vuelta de la esquina, tu familia estará deseando darse un atracón de golosinas. Esos deliciosos y coloridos dulces pueden ser también una tentación para tu amigo felino, pero los gatos y las golosinas pueden ser una combinación muy peligrosa.

Alimentos tóxicos en los gatos

long-haired-cat-sleeps-next-to-candy-dishAlgunos ingredientes que se encuentran en las golosinas de Halloween y otras chucherías pueden causar molestias digestivas en tu gato, mientras que otras pueden ser realmente tóxicas y muy peligrosas si los ingieren. PetMD advierte que es especialmente importante mantener a tu gato alejado de algunos de estos dulces:

Chocolate

El chocolate tiene teobromina, que puede llegar a causar reacciones adversas en gatos entre las que se pueden incluir arritmias, temblores musculares y convulsiones. Los gatos también deber mantenerse alejados de la cafeína, otro ingrediente que puede haber en los dulces de chocolate y puede causar temblores musculares, palpitaciones y ansiedad.

Dulces que contengan lácteos:

Los gatos son intolerantes a la lactosa, y aunque su consumo en los gatos no es letal, les puede causar molestias de estómago, resultando en diarreas o vómitos.

Xilitol

Este edulcorante se usa como sustitutivo del azúcar en muchos dulces sin azúcar y chicles. En perros, se sabe que este ingrediente eleva los niveles de insulina y causa una caída del azúcar en sangre pudiendo llevar a un fallo hepático. Aunque no haya evidencias claras de que esto ocurra en gatos, es mejor prevenir que curar y mantenerlos alejados de este tipo de dulces.

Pasas

Aunque este pueda ser un dulce mucho más sano para tus hijos, puede ser letal para tus mascotas. Las pasas, al igual que las uvas, se sabe que causan fallo renal en perros. De nuevo, es un proceso que no está tan reportado en gatos, pero siempre va a ser mejor alejarles para evitar consecuencias.

Peligro de asfixiaVeterinarian examining cute white cat with stethoscope, isolated on white

La toxicidad no es el único peligro que existe al mezclar gatos con golosinas. A los gatos les suele llamar más la atención el colorido y brillante envoltorio en el que vienen, lo que puede provocar peligro de asfixia, según afirma Behavior Associates. Si consigue tragarse uno de estos envoltorios, puede ocasionar una obstrucción intestinal. Para mantener a tu gato fuera de peligro, lo ideal es guardar en un sitio cerrado y seguro todas las golosinas, al igual que tirar sus envoltorios a la basura para que no haya posibilidad de que pueda acceder a ellos.

¿Qué hago si mi gato se come un dulce?

PetMD recomienda seguir estos pasos si crees que tu gato se ha comido una golosina:

  1. Si es posible, determinar qué se ha comido y cuánto.
  2. Llamar a tu veterinario, quien puede decirte qué signos deberías observar en tu gato, si debes inducirle el vómito, o bien si debes llevarlo a urgencias.
  3. Si no consigues contactar con tu veterinario, llévalo a otro centro de urgencias que esté abierto.

Si tienes niños pequeños en casa, es buena idea controlar su consumo de chucherías (por múltiples razones), con ello también puedes asegurarte de que no le den ninguna al gato, o que no han dejado los envoltorios por el suelo. Siempre será mejor que le des sus propios premios a tu gato, así evitarás que tenga tentación por las golosinas.

Biografía del autor

Jean Marie Bauhaus

Jean Marie Bauhaus

 

Jean Marie Bauhaus es una propietaria y bloguera de mascotas de Tulsa, Oklahoma, donde escribe bajo la supervisión de una panda de pequeños peludos.

 

Artículos relacionados sobre el cuidado de las mascotas