La verdad sobre los gatos y la leche

Alimentar a los gatos con leche de forma regular es un concepto erróneo muy común. La verdad es que la mayoría de los gatos son intolerantes a la lactosa, por lo que darles leche de vaca en realidad puede causarles problemas de salud importantes. La leche no forma parte de la nutrición necesaria de un gato, por ese motivo muchos de ellos sufren molestias estomacales u otros problemas digestivos relacionados porque su dueño cree que les está dando un "premio".

Hay productos como la 'leche de gato' que son más adecuados ya que están formulados específicamente para ellos, pero la verdad es que los felinos no necesitan tomar leche para mantener una salud óptima. Estos productos engordan bastante y, si se los damos regularmente, debemos ajustar la cantidad de alimento sólido que les damos para compensar las calorías de la leche y evitar así el desarrollo de obesidad y otros peligros relacionados con la salud.

Para proporcionar a tu gato todo lo que necesita, debes darle un alimento completo diseñado para cubrir todas sus necesidades nutricionales, como Hill's Science Plan, la mejor opción para mantener a tu gato sano y feliz. Incluso la leche especial para gatos no le aportará todos los nutrientes que un alimento de gran calidad proporciona. Por ello, la mejor opción es eliminar este tipo de alimentos de su dieta y alimentarle con productos probados científicamente para poder brindarle la salud que se merece.

Artículos relacionados sobre el cuidado de las mascotas