Pulgas y lombrices

Published by
Minutos de Lectura (Tiempo que toma leer el artículo)

Tu nueva mascota le encantará a tu familia... y a otros seres

A tu gatito le encantarán los mimos y las atenciones que le dedicaréis tanto tú como tu familia y amigos, pero seguro que no le gustarán tanto las que le dedicarán los parásitos. Pulgas, lombrices y garrapatas son tan comunes que sería muy extraño que tu gatito no los sufriera alguna vez. Pero no debes preocuparte más de la cuenta porque estos parásitos ni son tan dañinos como parecen ni son difíciles de eliminar. Si tu gatito tiene parásitos, tu veterinario te recomendará el mejor tratamiento y te dirá cómo aplicarlo para obtener los mejores resultados.

 

Pulgas

En algunas ocasiones, una subida brusca de las temperaturas puede provocar un aumento del número de pulgas en tu casa y alrededores. Entonces, aunque hayas tratado regularmente a tu gatito, puedes observar que se rasca más de la cuenta. En este caso debes mirar bien su pelaje en busca de pequeñas motas marrones. Luego quítalas y ponlas sobre un pañuelo húmedo, y si son heces de pulga se volverán rojizas/marrones. En este caso deberás desinfectar también tu hogar. Compra un spray especial en el veterinario y rocía con él alfombras, tapizados blandos e incluso el suelo, porque las pulgas pueden esconderse en cualquier grieta para depositar sus huevos. No debes olvidar limpiar y rociar la aspiradora después de limpiar. Si sigues las instrucciones del envase te librarás del problema, aunque su eliminación total puede durar hasta tres meses. El tratamiento interfiere el ciclo vital de las pulgas matando a las larvas en cuanto nacen, sin darles tiempo a que se acomoden en tu gatito.

 

Lombrices

El tipo más común de lombrices que puede coger tu gatito son las redondas (cuando se haga mayor podría coger también los gusanos planos). Es bastante probable que tu gatito no muestre ningún síntoma externo, pero si la infestación es grave podría perder peso o sufrir vómitos o diarrea e incluso irritación de la zona anal. Como prevenir es mucho mejor que curar, deberías tratar regularmente a tu gatito contra las lombrices.

Tu veterinario puede recomendarte el mejor tratamiento; el gatito necesitará un tratamiento de desparasitación mensual durante los primeros seis meses y después de ello, una vez cada tres meses.

Articulos relacionados

  • Sin miedo a los truenos o fuegos artificiales

    No es raro que un gato tenga miedo a los ruidos fuertes, especialmente los truenos y los fuegos artificiales.
  • Conocer a los compañeros de casa

    Si ya tienes un gato en casa, es bastante probable que se vuelva territorial con la llegada del nuevo gatito.
  • Vacunar a tu gatito

    Tu gatito habrá empezado la vida con la inmunidad natural a ciertas enfermedades que habrá recibido de su madre, pero como esta influencia se debilita poco a poco, tendrás que vacunarlo para que se mantenga sano.
  • Viajar con tu gatito

    Si quieres salir de viaje con tu gatito o tienes que sacarle de casa por cualquier motivo, debes llevarlo siempre en un transportín para gatos que sea seguro.

Productos Relacionados