Cómo cortarle las uñas a un perro para una pedicura canina

Publicado por
minutos de lectura

¿No sabes cómo cortarle las uñas a tu perro? En ese caso, debes saber que muchos dueños de mascotas encargados del aseo de sus perros tienen la misma duda. Tanto si acabas de adoptar a tu primera mascota como si te inquieta saber si lo has hecho bien todo este tiempo, es importante aprender a cortarle las uñas a tu perro correctamente.

¿Cuáles son los beneficios de cortarle las uñas a tu mascota?

Antes de intentar cortarle las uñas a tu perro, tómate tu tiempo para asimilar por qué se las cortas, para empezar. A diferencia de las pedicuras humanas, en las que las uñas se cortan y pintan y se acompañan de un rápido masaje podal, el objetivo de las pedicuras caninas es impedir que la uña crezca demasiado. Una uña demasiado larga es el catalizador de muchos problemas de salud. Piensa en lo que pasa cuando una uña larga toca el suelo cada vez que tu perro da un paso: la fuerza se ejerce en sentido opuesto hacia sus tendones, lo que provoca una presión incómoda al andar, explica el American Kennel Club. Con el tiempo, puede provocar problemas de alineación que afectan no solo a las patas de tu perro, sino también a la distribución de su peso, lo que, a su vez, afecta a muchas otras articulaciones y músculos del cuerpo.

Las uñas largas también se pueden partir, algo que provoca dolor a tu mascota. Además, las uñas partidas no siempre se arreglan únicamente cortándolas. Cortarlas más puede provocar que se partan aún más, y es posible que acabes necesitando la intervención del veterinario. Por último, en situaciones extremas, unas uñas demasiado largas pueden crecer hacia el interior de la almohadilla. Les suele pasar a los perros mayores o desatendidos que ya sufren dolor por culpa de unas uñas largas, lo que los lleva a evitar caminar sobre superficies duras.

A beautician treats Shibu Inu dogs nails with a nail file

Utensilios necesarios para una pedicura canina

Aprender a cortarle las uñas a un perro en realidad es bastante fácil si utilizas los utensilios adecuados. Lo mejor es que necesitas muy poco para hacerlo bien. Lo único necesario son cortaúñas, polvos de coagulación, premios y quizá a otra persona. Y no olvides invitar a tu perro al gran evento, claro.

1. Cortaúñas

El primer utensilio que necesitarás, y posiblemente el más importante, es un cortaúñas. Existen distintas variedades, como los de guillotina, de tenaza y de tijera. (No dejes que los nombres te asusten.) Pide al peluquero canino o veterinario su opinión sobre qué cortaúñas recomienda para tu perro en concreto. Los cortaúñas de guillotina tienden a funcionar mejor para perros pequeños, mientras que los de tenazas y tijeras son útiles para los perros grandes. No obstante, el utensilio con el que te encuentres más cómodo es el que mejor desempeñará su función.

Las limas de uñas eléctricas son otra opción si prefieres limar la uña en lugar de cortarla. Como la lima solo va eliminando una pequeña parte de la uña a la vez, puede ser más segura que los cortaúñas para evitar cortar el hiponiquio (o tejido vivo, el área vascular que hay debajo de la uña) del perro. No obstante, estas limas de uñas suelen ser ruidosas, lo que hace que algunos perros se inquieten o asusten cuando se usan. La pedicura con este utensilio también es mucho más lenta, por lo que tu mascota debe ser paciente.

2. Polvos de coagulación

Si cortas la uña de tu perro en exceso, puede empezar a sangrar, lo que da lugar a una situación muy complicada e incómoda. El polvo estíptico, u otra sustancia coagulante que te recomiende el veterinario, detendrá la hemorragia lo antes posible. Ten en cuenta que los polvos de coagulación solo se usarán para el sangrado provocado por haberle cortado demasiado la uña.

3. Premios

Los elogios por una conducta positiva hacen que el proceso de aseo sea un momento feliz para tu mascota y para ti. Los premios son especialmente útiles para los perros jóvenes o ansiosos para los que el corte de uñas es algo nuevo. Recuerda elegir solo premios para perros saludables y elógialo también con un tono de voz alegre y edificante.

4. Otra persona

Aunque la colaboración de otra persona es opcional para llevar a cabo esta tarea, puede resultarte útil llamar a un amigo o familiar para que te ayude a sujetar a tu perro mientras le cortas las uñas. De forma similar, si estás demasiado nervioso o has tenido problemas con anterioridad, puedes dejar la tarea en manos del peluquero canino o veterinario. Asegúrate de concertar citas periódicas, para que tu perro no se sienta incómodo entre una y otra.

No obstante, si te sientes preparado, puedes cortarle las uñas a tu mascota sin necesidad de nadie más.

Focus on chocolate lab's underside of his feet.

Cómo cortar las uñas de los perros correctamente

Lo cierto es que una pedicura canina es un proceso bastante fácil. Solo tienes que levantar e inclinar la pata de tu mascota para que puedas sujetarla y colocar el cortaúñas (o la lima) sobre la zona de la uña excedente. A continuación, empieza poco a poco. Corta partes minúsculas hasta que te parezca que has cortado suficiente. Presta atención para no llegar al hiponiquio. En una uña blanca, tienes que poder ver la sombra ligeramente rosa del hiponiquio cuando la miras desde el lateral. En el caso de las uñas negras es más difícil. Si consigues ver un pequeño punto negro cuando miras directamente el corte, no continúes. Es probable que el hiponiquio esté justo detrás.

No obstante, si te preocupa cortarle las uñas a tu perro siguiendo estas instrucciones, puedes llevarlo al peluquero canino o al veterinario para que te dé las instrucciones en persona. Estos profesionales podrán mostrarte las mismas técnicas cara a cara, para que te sientas suficientemente cómodo como para llevar a cabo el proceso tú mismo la próxima vez.

No te olvides de los espolones. Como estas uñas están en el lateral de la pata, no reciben la misma tracción contra el suelo que las demás, explica la Escuela Universitaria de Medicina Veterinaria del Estado de Washington. De hecho, las heridas en los espolones son muy frecuentes, y mantenerlos bien aseados ayuda a evitar problemas. Corta estas uñas igual que las demás, pero estate más pendiente de ellas, puesto que hay que cortarlas con mayor frecuencia.

Ahora que sabes cómo cortarle las uñas a tu perro, quizá te preguntes cuánto debes dejarlas crecer después de haberlas cortado. Es imposible dar la longitud concreta que deberían tener las uñas, puesto que hay perros de todas formas y tamaños, pero la mejor indicación de que la uña tiene la longitud correcta es que no toca el suelo cuando la pata está abajo. Si puedes oír a tu cachorro acompañado de un clic-clic mientras se te acerca, es probable que ya tengas que cortarle las uñas.

Contributor Bio

Erin Ollila

Erin Ollila cree en el poder de las palabras y en cómo un mensaje puede informar —e incluso transformar— al público al que va dirigido. Sus publicaciones se pueden ver en Internet y en la prensa, e incluyen entrevistas, textos para terceros, entradas de blog y obras creativas de no ficción. Erin es una friki de la optimización de buscadores y de todo lo relacionado con las redes sociales. Estudió en la Universidad de Fairfield, donde se graduó con una Maestría en Bellas Artes en Escritura Creativa. Puedes ponerte en contacto con ella en Twitter (@ReinventingErin) u obtener más información en http://erinollila.com.

ARTICULOS RELACIONADOS

PRODUCTOS RELACIONADOS