La base científica tras en comportamiento de tu perro

Publicado por
minutos de lectura

La ciencia canina está en auge, ya que cada vez hay más investigadores que dedican su tiempo y sus recursos a comprender cómo han evolucionado nuestras queridas mascotas para llegar a vincularse tanto con nosotros. Gracias a disciplinas como la biología o la psicología canina, ahora sabemos más que nunca sobre los cachorros y su comportamiento. ¿Tienes curiosidad por encontrar respuestas a las afirmaciones de la ciencia sobre tu perro? Sigue leyendo para descubrir algunos de los descubrimientos más fascinantes.

¿Por qué duermen tanto los perros?

Cachorro duerme sobre su espalda en una cama para perros marrón con juguetes a su alrededor.

La cantidad de tiempo que un perro pasa durmiendo depende de varios factores, incluyendo su edad, raza, estado de salud y nivel de actividad. Sin embargo, todos los perros necesitan dormir mucho más que los humanos debido al poco tiempo que permanecen en fase REM. Mientras que en los humanos esta fase (la más profunda y reparadora) equivale a aproximadamente el 25 por ciento del descanso, los perros solo permanecen en fase REM durante un 10 por ciento de su sueño. Por ello, necesitan dormir más tiempo para compensar el desequilibrio.

¿Qué comunican los perros cuando ladran?

Aunque los perros ladran por diversos motivos, los biólogos creían que sus ladridos no cambiaban en función del mensaje. Sin embargo, investigaciones recientes sobre la biología canina revelan que los perros tienen elasticidad en sus cuerdas vocales, lo que les da la capacidad de alterar ligeramente el sonido de sus ladridos para transmitir diferentes significados, explica Scientific American.

Las imágenes espectrográficas de los ladridos muestran diferencias de cadencia, tono y amplitud que varían según el contexto. Lo mismo ocurre con los gruñidos. Aunque los investigadores aún no tienen claro qué significan los diferentes ladridos y gruñidos, los experimentos han demostrado que los perros reaccionan de forma distinta a los mensajes de otros perros en función del contexto. Por ejemplo, los científicos grabaron a un perro gruñendo por su alimento y gruñéndole a un extraño. Al reproducir el primer gruñido mientras le ofrecían un premio a otro perro, este dudaba más en aceptarlo que cuando escuchaba el gruñido a un extraño. Otros experimentos demostraron que los perros y las personas suelen reaccionar más al ladrido a un extraño que a otros tipos de ladridos. Se necesitan más investigaciones para descifrar los distintos ladridos y gruñidos de los perros, pero cada vez está más claro que son un elemento de comunicación complejo: los perros no ladran solo por diversión.

¿A qué velocidad pueden correr los perros?

La velocidad varía de un perro a otro. La velocidad de carrera depende en gran medida del tamaño, la forma del cuerpo y la longitud de las patas, así como de la edad, la salud y la condición física. El galgo, el perro más rápido del mundo, alcanza una media de 72 kilómetros por hora, y el miembro más rápido de esta raza ha alcanzado los 80 kilómetros por hora, explica Wag!. Aunque los veloces galgos y otras razas rápidas, como los lebreles y sabuesos afganos, parecen haber sido diseñados para correr a gran velocidad, todos los perros tienen la capacidad de conseguir que su cuerpo se mueva más deprisa cuando corren, ya sea aplanando las orejas para disminuir la resistencia al viento o llevándolas hacia atrás para evitar tropezar.

La forma en que los perros mueven las patas también cambia cuando corren. Un perro que camina mueve las patas derechas y las izquierdas a la vez, mientras que un perro que corre salta con las patas delanteras y las traseras juntas, lo que le permite ganar velocidad.

¿A qué altura pueden saltar los perros?

Algunos perros pueden subirse al sofá con total facilidad, otros necesitan escaleras para acurrucarse contigo en tu sillón favorito, y otros pueden escapar de un patio cercado debido a su gran capacidad para saltar. Al igual que la capacidad para correr, la capacidad para saltar de un perro depende en gran medida de su tamaño, fuerza, edad, salud y condición corporal. Se ha descubierto que los perros que más saltan pueden alcanzar los 2 metros de altura, pero lo sorprendente es que los saltos de las razas pequeñas equivalen a varias veces su altura. También es interesante lo lejos que pueden saltar. En las competiciones de salto en muelle, los perros son adiestrados para correr y saltar al agua recorriendo la mayor distancia posible. Algunos alcanzan aprox. los 9 metros, indica The Labrador Site.

¿Cómo ven los perros?

Los ojos de un perro son increíbles, y pueden ver cosas que no vemos los humanos. Sin embargo, la visión de un perro no es necesariamente mejor que la nuestra. Según Veterinary Vision, los ojos de los perros se sitúan a los lados de su cabeza, lo que garantiza una mayor visión periférica. Sin embargo, su agudeza visual (su capacidad para enfocar los objetos) solo equivale al 20-40 por ciento de la de un humano. Esto significa que, mientras un perro puede distinguir un objeto a 6 metros, un humano con una buena agudeza visual puede distinguirlo a 27 metros. Por esta razón, los perros confían mucho en el resto de sentidos para ayudarles a explorar el mundo.

¿Es realmente agudo el oído de un perro?

No es un mito: el oído de los perros es un prodigio de la biología que les ha acompañado durante miles de años. Según Petful, un perro puede oír un sonido hasta cuatro veces más lejos que los humanos. Los perros pueden utilizar sus oídos de forma independiente y modificar la dirección en la que escuchan, lo que les permite concentrarse en cada sonido que perciben. Esto se debe a que cuentan con 18 músculos en los oídos (tres veces más que los humanos). Tienen la capacidad de captar distintas frecuencias. Esta es la razón por la que los silbatos para perros les afectan tanto aunque nosotros ni siquiera lo percibamos. Los perros también pueden practicar la escucha selectiva, como los humanos. Si llamas a tu perro desde el patio y parece que te ignora, probablemente lo esté haciendo.

¿Por qué los perros se emocionan tanto al vernos?

Two pomeranian dogs smiling in car.

Cuando llegas a casa tras un largo día, o incluso después de una o dos horas, lo más probable es que tu perro esté emocionado y muy contento. ¡En cada ocasión! El entusiasmo de los perros al encontrarse con nosotros es una de las cosas que más nos gustan de ellos. Pero, ¿por qué se emocionan tanto?

Según io9, existen tres factores clave. Al estudiar los escáneres cerebrales de los perros expuestos a determinados olores, los investigadores del comportamiento canino descubrieron que el olor de un humano conocido activaba los centros de recompensa del cerebro de una manera que ningún otro olor lograba, lo que sugiere no solo que los perros conocen la diferencia entre los humanos y otros perros, sino que realmente les encanta pasar tiempo con nosotros.

Para medir la respuesta de los perros al reunirse con sus propietarios, se tomó como referencia un experimento cognitivo en el que varios niños se reencontraban con su madre, y se descubrió que la reacción era muy similar. Es importante recordar que los perros son animales sociales a los que no les gusta quedarse solos. Nuestro regreso los libera de la sensación de soledad. Teniendo esto en cuenta, no es de extrañar que no puedan contener su emoción al ver a las personas que quieren.

¿Por qué existen tantas razas de perros?

Los perros son una de las especies más diversas del planeta. En Reino Unido, The Kennel Club reconoce la increíble cifra de 218 razas caninas, sin contar las variaciones regionales, los cruces, las razas mixtas y esos perritos que escapan a cualquier clasificación.

Los científicos creen que los perros, con su diversidad de color, forma, tamaño y temperamento, empezaron a separarse genéticamente de los lobos hace aproximadamente 27.000 años. Se lo debemos todo a los antiguos genes dominantes de cazadores-recolectores y a la manipulación de su expresión en generaciones posteriores.

Aunque esta práctica se ha llevado a cabo desde que los perros comenzaron a domesticarse, la cría selectiva se disparó durante el siglo XIX, cuando se empezaron a crear distintas razas por motivos estéticos y de innovación, y no porque ciertos rasgos fueran más útiles para la caza o el pastoreo. Debido al mantenimiento de la práctica, el número de razas de perros y la diversidad entre especies continúa aumentando.

No hay duda de que los perros son especiales, como el vínculo que compartimos con ellos. A medida que la ciencia canina se desarrolla, continuamos descubriendo cada vez más sobre nuestros compañeros favoritos. Pero hay algo que no necesitamos que nos diga la ciencia, y es lo increíbles que son nuestros perros, todos y cada uno de ellos.

Información acerca de la colaboradora

Jean Marie Bauhaus

Jean Marie Bauhaus

Jean Marie Bauhaus es una bloguera y novelista amante de los animales que vive en Tulsa, Oklahoma, desde donde suele escribir bajo la supervisión de sus queridas mascotas.

Artículos relacionados

Productos relacionados