Razones de los vómitos de tu gato

Publicado por
minutos de lectura

Encuentre alimentos que se ajusten a las necesidades de su mascota

Encuentre alimentos que se ajusten a las necesidades de su mascota

Encuentre alimentos que se ajusten a las necesidades de su mascota

A ninguna persona con mascotas le gusta escuchar ese sonido tan particular (ese ruido que se oye en otra habitación y que indica que vamos a tener que limpiar un desastre). Cuando tu gato empieza a tener arcadas, el primer pensamiento que puede pasar por tu cabeza es: "Ay no, ¿qué le pasará esta vez?" Hay muchas razones por las que tu gato puede vomitar, algunas más graves que otras. Por ejemplo, los vómitos ocasionales pueden deberse simplemente a los cambios naturales que se producen a medida que tu gato envejece, pero los vómitos regulares podrían indicar que existe un problema. Tanto si eres principiante como si ya tienes experiencia con mascotas, es importante que conozcas las razones por las que tu gato puede vomitar y cuándo la situación requiere una visita al veterinario.

Gato de pelo largo con la boca abierta relamiéndose

Las bolas de pelo: una causa frecuente de los vómitos en los gatos

Si tu gato ha comido algo que no debía, como alguna planta o un juguete, esto puede provocarle vómitos, pero también puede sufrir malestar en el estómago por la ingesta de pelo durante su aseo. La mayoría de las veces, esto se manifiesta en forma de bola de pelo.

Pese a que es normal que los gatos vomiten alguna bola de pelo de vez en cuando, hay situaciones en las que debemos preocuparnos. Hay que tener en cuenta que las bolas de pelo no deben ser dolorosas, frecuentes o difíciles de expulsar para tu gato. Además, de acuerdo con el PDSA, también pueden ir en sentido contrario y provocarle dolorosas obstrucciones intestinales.

Controla la rutina habitual de tu gato y presta atención a los signos de estreñimiento, apatía y/o pérdida de apetito que puedan aparecer, especialmente si hace tiempo que no expulsa una bola de pelo. Si tu gato tiene un problema constante con ellas, sería recomendable que busques un alimento para gatos formulado específicamente para evitarlas.

Trucos para diagnosticar los vómitos de los gatos

Una bola de pelo de vez en cuando (a menudo, acompañada de un líquido espumoso o amarillo) no tiene por qué ser un motivo para llamar al veterinario. Sin embargo, si tu gato empieza a vomitar con frecuencia o las bolas de pelo son de un tamaño considerable y parecen causarle molestias, sería recomendable llevar a tu amigo felino a una revisión.

En primer lugar, el veterinario intentará determinar si los vómitos están siendo causados por las bolas de pelo o si tu gato ha ingerido algún objeto o sustancia peligrosa en el hogar. Si los vómitos se prolongan en el tiempo o son graves, MSD Veterinary Manual afirma que el veterinario puede seguir investigando mediante análisis de sangre, heces u orina, ecografías o radiografías abdominales, o con una endoscopia (evaluación con una cámara interna).

Saber que la mayoría de los veterinarios abordan los vómitos de los gatos de esta manera, puede resultarte de gran ayuda para reunir información útil antes de la visita. Cuando vayas al veterinario, lo ideal es que puedas describir el entorno reciente de tu gato y sus actividades, así como la frecuencia y el aspecto de sus vómitos.

Otras razones para que los gatos vomiten

Si tu gato vomita, pero reanuda sus actividades habituales, sigue comiendo y parece estar sano, es posible que no tengas de qué preocuparte. Por ejemplo, los gatos a veces vomitan alimentos no digeridos poco después de comer. Esto puede ocurrir cuando tu mascota come demasiado rápido. En estos casos, es posible que la solución más sencilla sea alimentar a tu gato con raciones más pequeñas, pero más frecuentes.

No obstante, en algunos casos, los vómitos frecuentes o excesivos pueden ser el resultado de una enfermedad grave. Existen diversas enfermedades, como las renales y las hepáticas, que pueden provocar vómitos. Las alergias alimentarias, los parásitos intestinales y las infecciones también pueden provocarlos. Es necesario realizar pruebas para ayudar a determinar la causa y encontrar la mejor solución para ayudar a tu gato.

Sensibilidades alimentarias

Algunos gatos también pueden sufrir trastornos digestivos debido a la intolerancia a algunos alimentos. Presta mucha atención a los comportamientos de tu gato antes y después de comer. Además de los vómitos, ¿tiene diarrea, calvas o picores en la piel? Comenta estas observaciones con tu veterinario y sigue sus consejos sobre los cambios de alimentación y los medicamentos que puede necesitar tu mascota.

No intentes diagnosticar la intolerancia alimentaria de tu gato en casa, ya que cambiarle la alimentación por tu cuenta podría acabar alterando más su estómago si no lo haces correctamente.

Siempre es mejor pecar de prudente y, si parece que algo no va bien, llevarlo al veterinario inmediatamente. Cada gato es diferente y tu veterinario es la persona más cualificada para diagnosticar el problema subyacente que está causándole los vómitos.

Formas de prevenir los vómitos

¿No crees que a todos los propietarios de mascotas les gustaría conocer el secreto definitivo para eliminar los vómitos? ¿O incluso descubrir una forma de entrenar a los gatos para que no vomiten sobre la cama o la alfombra? Por desgracia, no hay ninguna fórmula mágica, pero hay algunos trucos que puedes probar para facilitarte la limpieza y aliviar el malestar de tu querida mascota.

Si tu gato vomita bolas de pelo, asegúrate de cepillarlo con regularidad, mantenerlo activo y darle una alimentación equilibrada diseñada específicamente para ayudar a los gatos a eliminar las bolas de pelo.

Para ayudar a mantener el estómago de tu gato en las mejores condiciones posibles, dale el tipo y la cantidad de alimento recomendada por tu veterinario y asegúrate de que siempre tenga a su disposición agua limpia y fresca. Si tu gato come demasiado deprisa, puedes probar con un comedero interactivo o una alimentación seca con trozos grandes y crujientes para frenar sus ansias. Si el veterinario te recomienda alguna medicación o alimentos terapéuticos, es importante que sigas sus instrucciones para que tu gato se mantenga sano. Asegúrate de llevar a tu gato al veterinario con regularidad y coméntale siempre tus preocupaciones.

Aunque todas las personas con mascotas tendrán que experimentar en algún momento la limpieza de algún fluido, seguir estos consejos y saber cuándo recurrir a un profesional puede hacer que estas situaciones sean poco frecuentes y distanciadas en el tiempo.

Información acerca de la colaboradora

Chrissie Klinger

Chrissie Klinger

Chrissie Klinger disfruta compartiendo su hogar con sus mascotas, sus dos hijos y su marido. Cuando no está enseñando, escribiendo o trabajando en un blog, le gusta pasar tiempo con su familia. Escribe artículos que ayudan a otros propietarios de mascotas a disfrutar de una vida más activa y enriquecedora con ellas.

Artículos relacionados

  • Conocer al veterinario

    Encuentra al veterinario que tu nuevo gatito se merece. Seguramente quieres lo mejor para tu gatito y una de las cosas más importantes que puedes hacer por él es encontrarle un buen veterinario. Al fin y al cabo, vas a tener que confiar en él durante mucho tiempo.
  • ¿Ven los gatos en la oscuridad?

    Puppy, kitten and pet dieting, cat nutrition and dog nutrition information from Hill's Pet
  • Los beneficios de la esterilización

    La ovariectomía y la castración son operaciones quirúrgicas que hacen que su gato sea incapaz de reproducirse. La ovariectomía es la extirpación de los ovarios de una gata, y la castración es la extirpación de los testículos de un gato. El término "esterilización" se refiere a ambos procedimientos.
  • Cómo afrontar el problema de las bolas de pelo

    Casi todos los dueños de gatos han visto una bola de pelo o han oído la tos de su gato mientras intenta expulsarlas. Las bolas de pelo son fáciles de reconocer porque tienen masas de pelo cilíndricas (en forma de tubo). A veces una bola de pelo contiene bilis o partículas de comida. Las bolas de pelo se forman en el estómago de su gato, generadas por el pelo que se ha tragado durante su aseo.

Productos relacionados