3 pasos para modificar la alimentación de tu perro con éxito

Tanto si tu perro necesita un alimento dietético como si acaba de entrar en una nueva etapa de su vida, hay varias razones por las que puede requerir un cambio de alimentación. Cuando llegue el momento del cambio, querrás hacerlo de forma que no le cause malestar estomacal. Te damos tres consejos que te pueden ayudar.

1

Determinar la ración adecuada

Saco de alimento seco Hill's con tabla de alimentación recomendada

No es bueno que sobrealimentes a tu perro, por lo que debes asegurarte de proporcionarle la cantidad de alimento adecuada para su peso y sus necesidades de salud. La mejor fuente de información y asesoramiento es tu veterinario, pero también puedes consultar las guías que figuran en la parte trasera del envase de los alimentos para hacerte una idea general.

2

Sigue este calendario de transición de 7 días

Una vez que las raciones sean correctas, disminuye gradualmente la cantidad de alimento actual (el antiguo) y ve incrementando la de alimento nuevo. Puedes mezclar ambos en un solo cuenco o separarlos en dos cuencos y ponerlos juntos. Ten paciencia: si tu perro necesita algo más de tiempo, añade uno o dos días.

Días 1-2 de la transición
DÍAS 1-2
Días 3-4 de la transición
DÍAS 3-4
Días 5-6 de la transición
DÍAS 5-6
Día 7 de la transición
DÍA 7
3

Añade comida enlatada como complemento en caso necesario

Perro comiendo en un cuenco con una lata de alimento húmedo Hill's al lado

Algunos perros son más testarudos que otros, por lo que, aunque no sea necesario, añadir un poco de alimento húmedo puede marcar la diferencia. Asegúrate de preguntar a tu veterinario qué cantidades debe ingerir tu perro para mantener un buen aporte calórico diario.