¿En qué consisten los trastornos digestivos y gastrointestinales?

 

Cualquier enfermedad digestiva (gastrointestinal) que impida la digestión adecuada de los alimentos o altere la velocidad del tránsito intestinal se considera un trastorno digestivo. Los trastornos digestivos son uno de los motivos más frecuentes por los que se acude al veterinario.

Los trastornos digestivos pueden provocar deshidratación, desnutrición u otros problemas de salud graves, por lo que es importantes identificar los síntomas y consultar a tu veterinario.

 

¿Cuáles son los tipos y las causas de los trastornos digestivos?

 

Existen varios tipos distintos de trastornos digestivos. Sus causas pueden ser desde ingerir un alimento distinto o inadecuado para el gato, hasta la inflamación de los órganos gastrointestinales, intolerancia o sensibilidades a los alimentos, infecciones o carencia de enzimas digestivas. Algunas razas de gato —como, por ejemplo, los gatos Sphynx, los Rex y los Ragdoll— son más propensas a determinados trastornos digestivos. Tu veterinario puede realizar pruebas para determinar la causa exacta del problema gastrointestinal de tu gato.

 

Enfermedades diagnosticadas más comunes:

 

Gastroenteritis aguda

Inflamación del aparato digestivo, por lo general pasajera. Las causas pueden ser el consumo de comida rancia o en mal estado, la ingestión de cuerpos extraños, el consumo de plantas tóxicas, la presencia de parásitos internos, el estrés, las alergias alimentarias y otras enfermedades.

Colitis

Es más común en los gatos menores de 5 años, y causa una inflamación del intestino grueso que da lugar deposiciones frecuentes y dolorosas. Si tu gato sufre colitis, dichas deposiciones pueden contener moco y sangre. Normalmente, se debe a tumores o pólipos, cambios de comida, alergias (incluidas las alimentarias), la deglución de cuerpos extraños y determinadas enfermedades.

Diarrea

Provocada por infecciones, parásitos internos, estrés, cambio del alimento para gatos, consumo de sobras de comida de las personas o snacks pesados, ingesta de comida descompuesta de la basura o disfunción orgánica.

Estreñimiento

Por lo general, causado por deshidratación, consumo insuficiente de fibra, ingesta de pelo u otros cuerpos extraños, envejecimiento, tumores, traumatismos o fracturas, enfermedad de la médula espinal, trastornos nerviosos del intestino grueso, trastornos metabólicos o endocrinos o falta de ejercicio.

 

Pancreatitis

Inflamación o infección del páncreas (una glándula alargada y estrecha, situada detrás del estómago). A menudo, se desconoce qué la origina. Las posibles causas son la disminución del flujo sanguíneo (por deshidratación u otros procesos patológicos), las infecciones, las enfermedades o los traumatismos.

Síndrome del intestino irritable

Acompañado normalmente de molestias e inflamación crónica de los intestinos del gato, pero por lo general no está vinculado directamente a una enfermedad gastrointestinal. Se sospecha que algunas de sus causas son las intolerancias alimentarias y la capacidad que tiene el alimento para gatos de atravesar bien el tubo digestivo. El malestar psíquico puede también contribuir a esta enfermedad.

Insuficiencia pancreática exocrina

Esta enfermedad se caracteriza por la pérdida de peso, el aumento del apetito y la gran cantidad de heces blandas. La pancreatitis crónica es la causa más frecuente.

Malabsorción en el intestino delgado

Inflamación del intestino delgado que altera la absorción de nutrientes y provoca diarrea crónica, pérdida de peso y de apetito en tu gato.

 

 

 

 

 

¿Tiene mi gato un trastorno gastrointestinal o digestivo?

 

 

En los gatos, los signos más frecuentes de problemas estomacales y de trastornos digestivos son las heces blandas o la diarrea. También es posible que notes en tu gato alguno de los siguientes signos o quizá todos ellos.

  • Vómitos
  • Regurgitación
  • Flatulencias
  • Debilidad
  • Diarrea/estreñimiento

Los trastornos digestivos crónicos pueden resultar debilitantes para muchos gatos y requieren la realización de pruebas y un diagnóstico completo por parte de tu veterinario.

IMPORTANTE: Si su gato tiene diarrea o está vomitando, puede sufrir una deshidratación grave. Si notas alguno de estos signos, pregunta a tu veterinario.

 

La nutrición puede ayudar

 

El alimento adecuado para el cuidado digestivo puede ayudar a aliviar los problemas de estómago, resolver la diarrea y mejorar la digestión. Si tu gato está mostrando los signos de un trastorno digestivo, pregunta a tu veterinario si debes cambiar el alimento que le estás dando.

anchor

El cuidado de tu gato

ARTÍCULOS Y HERRAMIENTAS

Cuidados de tu mascota

  • Gato | Razas - Hill’s Pet

    ¿Estás tratando de determinar qué raza de gato es la mejor para ti? Lee los artículos que te proponemos para obtener información útil al respecto.
  • Gato | Nuevo Propietario - Hill’s Pet

    Ahora mismo quizá te estés preguntando: «¿Debería adoptar un gato?». Aunque es una pregunta emocionante, debe tomarse en serio. Adoptar un gato es un compromiso enorme, por lo que antes de comprar la bandeja de arena y los juguetes deberías plantearte las siguientes preguntas: ¿Conoces a un veterinario de confianza? ¿Tienes la casa preparada para tu mascota? ¿Has hablado con tus compañeros de piso o con tus hijos pequeños sobre la importancia de tratar con cuidado al gato? Estas preguntas son solo el comienzo. Continúa leyendo para obtener más información y respuestas útiles sobre cómo mantener a tu nuevo mejor amigo sano y feliz durante muchísimos años.
  • Gato | Cuidado de la Salud - Hill’s Pet

    Traer a casa a un nuevo amigo cuadrúpedo es emocionante, pero como propietario, seguramente tienes muchas preguntas sobre la salud de tu gato. Resultaría útil que los gatos pudieran contarnos cómo se sienten. Pero no te preocupes, tenemos una biblioteca completa con consejos de salud felina para ayudarte a comprender esas sutiles señales.
  • Gato | Comportamiento y Aspecto Físico - Hill’s Pet

    Infórmate de los tipos de personalidad de los gatos con nuestros artículos relacionados con las diferentes razas felinas. Aprenderás cómo es su comportamiento y pequeños consejos que podrás llevar a la práctica día a día.
  • Gato | Adiestramiento - Hill’s Pet

    Mientras que a los perros les gusta complacer a su "amo", es importante recordar que los gatos son diferentes. ¡Les interesa más complacerse a sí mismos! Por ello, si quieres que tu gato deje de arañar los muebles, saltar a las encimeras o jugar a morder, vas a necesitar mucha paciencia, respeto, refuerzo positivo y recompensas.
  • Gato | Cuidado Habitual - Hill’s Pet

    Cuando se tiene un gato, hay que considerar varios factores. Algo que hay que tener en cuenta es que no hay propietario que sea perfecto. La mayoría de las personas que tenemos un gato aprendemos sobre la marcha, pero, por ahora, aquí puedes encontrar varias respuestas a tus preguntas.