Convierte a un perro aburrido en juguetón con estos 6 juegos

Publicado por
minutos de lectura

¿Te preocupa que tu perro esté aburrido? Los perros son criaturas enérgicas por naturaleza con un gran deseo de juego y socialización. Cuando llevan demasiado tiempo quietos, los perros se aburren, y un perro aburrido es un perro infeliz. Reconocer el aburrimiento en tu perro es una parte importante de su cuidado, y jugar con tu perro es una estupenda manera de devolverle esa energía.

Crear enriquecimiento ambiental

Mantener la estimulación en los animales es importante, y nadie conoce tan bien esta importancia como el personal de los zoológicos. Proporcionar un ambiente estimulante en los zoos se llama "enriquecimiento", y los perros en casa también necesitan de dicho ambiente.

El Instituto Smithsonian de Biología de la Conservación afirma que "el enriquecimiento incluye el diseño de recintos estimulantes y naturalistas, el alojamiento de grupos sociales apropiados en zoológicos y la introducción de objetos, sonidos, olores u otros estímulos en el entorno animal. El enriquecimiento ambiental es tan crítico para el bienestar de los animales de los zoológicos como la nutrición y la medicina veterinaria. En el Zoológico Nacional, el enriquecimiento es una parte integral del cuidado diario de las especies de nuestro centro."

¿Introduces nuevos estímulos a tu perro en casa? ¿Qué tal si cambiamos un poco los juegos de siempre? Incluso los perros activos pueden aburrirse si su rutina se vuelve, cómo decirlo, muy rutinaria. Aquí te damos cinco señales de que tu perro puede estar aburrido, y una lista de juegos que puedes poner en marcha para activarlo de nuevo.

Signos de que un perro se aburre, y juegos para mantenerlo entretenido y activo

Ladra más

Si has notado que tu perro ladra con más frecuencia de lo normal, es muy probable que esté aburrido. Los ladridos de más son una forma en la que tu perro intenta llamar la atención, aunque no parezca estar ladrándote a ti. Piensa en ello como una forma de "teatro" que pueden hacer los perros.

El entrenamiento es una estupenda manera de jugar con tu perro. Puedes pensar que a tu perro no le gusta que le enseñes cosas, pero no es cierto. A los perros les encanta estar ocupados y tener un trabajo que hacer. Por ello, dale a tu perro "mini misiones". Primero, enséñale cómo quedarse quieto. Luego, mientras está quieto, lánzale un juguete al suelo. Después de unos segundos de espera, dale la orden que uses habitualmente (como "ya" o "ahora"). Una vez que coja el juguete, haz que te lo devuelva. Practícalo una y otra vez, y así poco a poco tu perro aburrido se convertirá de repente en un perro dormido.

Muerde más

Los perros aburridos tienden a ser destructivos. Si tu perrito era un angelito y de repente comienza a destrozar tu sofá, tus zapatos o cualquier otra cosa que pille por el camino, es hora de tomar medidas para detener ese comportamiento antes de que se convierta en un problema habitual.

El tira y afloja es un juego ideal que le encanta a los perros al tener algo en la boca. Sin embargo, antes de juegar a cualquier juego que implique morder o masticar, asegúrate de enseñar a tu perro acerca de qué puede morder y qué no.

Además, los juegos relacionados con la comida son estupendos para usar sticks dentales, siempre y cuando tengas cuidado de no sobrealimentar a tu mascota. Hay muchas maneras de usar la comida para jugar con tu perro. Primero, puedes comprar un comedero tipo puzzle para que le cueste trabajo conseguir los premios. Además, intenta esconder pequeños trozos de comida o croquetas en una habitación, y luego juega a que tu perro las encuentre como si fuese un detective o una caza del tesoro. Si lo encuentra, ¡es libre de comérselo!

Vueltas en círculos

Jack Russell terrier chases tail from an overhead view.

¿Tu perro ha empezado de repente a perseguirse la cola? ¿Lo has visto alguna vez haciendo movimientos circulares en una habitación? Si es así, es porque tiene mucha energía que quemar.

El ejercicio es la mejor forma de jugar para un perro con mucha energía. Juguetes como un Frisbee o una pelota son ideales para estos casos. Otras formas de quemar energía son las largas caminatas, o si no es posible, las carreras rápidas por el pasillo de tu casa. Siempre y cuando le tengas activo, cualquier juego que requiera actividad física funcionará.

Llantos

Al igual que los bebés y los niños, los perros lloriquean cuando quieren llamar tu atención. Y, al igual que en los niños, puede ser bastante abrumador y molesto. Antes de jugar a cualquier cosa, párate un momento y analiza la situación. Sí, un perro que llora es frustrante, pero, ¿por qué llora? Es simple: te necesita. Cuando cambias de perspectiva, el llanto se convierte de repente en algo mucho menos molesto, y harás cualquier cosa para aliviar el aburrimiento de tu perro.

Esto es lo bueno de tener un perro que llora: que cualquier cosa que hagas para jugar lo entretendrá. El escondite es un juego muy divertido por ejemplo. Si tienes niños, anímalos a unirse a la diversión. Haz que una persona se esconda, y luego anima a tu perro para que la busque.

Te sigue

Sabías que eras popular, pero no hasta tal punto como para que te sigan toda la noche. Tu perro quiere ser tu compañero. Los perros son animales de grupos, y tú eres su líder. Eso significa que tu perro te seguirá hasta que le des algo más que hacer.

Para un perro que literalmente se pasa todo el día pisándote los talones, ¿por qué no pruebas el juego de "Simón dice"? Empieza con tu perro en un lado de tu salón y ordénale que se quede quieto. Luego vete al otro lado del salón y dale otra orden. Las más fáciles serían "siéntate" o "abajo", pero si quieres hacerlo más difícil intenta llamarle para que venga y a mitad del camino dile "quieto" para hacer que se detenga. Al igual que en los otros juegos, asegúrate de recompensarlo cuando lo haga bien. Si tu perro no cumple con la orden, vuelve de nuevo al principio.

Algunos de los comportamientos anteriores también pueden ser signos de problemas de salud. Por lo que si te preocupa que sea el caso de tu perro, pregunta siempre a tu veterinario para descartarlo.

Si no tienes tiempo de jugar con tu perro, asegúrate de tener juguetes que le puedan mantener ocupado. Aunque no siempre es necesario tener un juguete nuevo cada vez, es mejor ir alternándolos, escondiendo algunos para que incluso los juguetes viejos se sientan como nuevos después de un tiempo.

Y recuerda, la forma más fácil de evitar que tu perro se aburra es manteniéndolo ocupado. Pasea y juega regularmente con tu perro para mantenerlo feliz y contento, y así tú también disfrutarás.

Biografía

Erin Ollila

Erin Ollila

Erin Ollila es una entusiasta de las mascotas que cree en el poder de las palabras y en cómo su mensaje puede informar, e incluso, transformar a su audiencia. Sus textos pueden encontrarse tanto en internet como en prensa. Echa un vistazo a su perfil de Twitter @ReinventingErin o a su página web http://erinollila.com.

Articulos relacionados

Productos Relacionados