¿Está mi perro enfermo? ¿Cómo puedo saberlo?

Publicado por
minutos de lectura

Si es la primera vez que tienes un perro y se comporta de forma extraña, es posible que te preguntes: "¿qué le pasa a mi perro?" Incluso si sospechas que algo va mal, es posible que no sepas cómo saber si está realmente enfermo, qué aspecto tiene un perro enfermo o cómo actúa, y por qué el comportamiento extraño de tu querida mascota puede quitarte el sueño. Si tu perro está realmente enfermo y no te das cuenta de los signos (o simplemente son buenos ocultándolo), puedes sentirte culpable y triste por no haber sabido que tu perro estaba sufriendo.

Aunque algunos síntomas de enfermedad, como los vómitos o la diarrea, pueden ser evidentes, muchos comportamientos vinculados a una enfermedad son difíciles de identificar si no se sabe qué buscar. A continuación, describimos algunas situaciones y signos que pueden ayudarte a averiguar si tu perro podría estar enfermo, y cuándo deberías considerar ponerte en contacto con tu veterinario.

Síntoma 1: No comer

La mayoría de los perros rara vez dicen que no a un alimento o a un premio especial, sobre todo si se lo pones delante. Si tu perro no come con el ánimo habitual, debes comenzar a prestar mayor atención. Hay muchas cosas que pueden hacer que un perro deje de comer, como las náuseas, el dolor de muelas, la ansiedad, las infecciones víricas y el dolor de estómago.

Programa una cita con tu veterinario si tu perro no come durante más de un día o se salta más de dos comidas.

Síntoma 2: Pasarse el día acostadosVista de pájaro de un pequeño perro peludo sobre un suelo de madera de roble con juguetes a su alrededor.

Si notas que tu perro duerme más, se queda atrás durante sus paseos, no se interesa por el juego o no juega tanto como antes, es posible que algo vaya mal. A veces, simplemente hace demasiado calor fuera para jugar y hacer ejercicio. Cuando suben las temperaturas, los perros son por naturaleza un poco más perezosos. Por otro lado, si no hace calor, este comportamiento indica que puede haber algo más.

Hay muchas cosas que pueden causar la pérdida de energía en un perro. Cualquier tipo de infección, ya sea vírica, bacteriana o fúngica, puede provocar una pérdida de energía. Lasenfermedades cardiacas o los problemas respiratorios de cualquier tipo pueden hacer que un perro se sienta cansado. Los trastornos hormonales, como un nivel bajo de la tiroides, pueden causar un mayor letargo. La obesidad puede hacer que el perro duerma más porque le resulta agotador desplazarse. La obesidad también puede conducir a enfermedades degenerativas de las articulaciones, dificultando aún más que puedan correr o jugar. Esto puede provocar una espiral frustrante en la que como tu perro tiene dificultades para hacer ejercicio, gana más peso y esto le lleva a poder hacer aún menos ejercicio. Si tu veterinario te indica que tu perro tiene sobrepeso, es importante seguir sus consejos y establecer con él un plan de pérdida de peso. El cáncer, las enfermedades hepáticas, las enfermedades renales y las afecciones neurológicas como las convulsiones o la disfunción cognitiva canina (también conocida como enfermedad de Alzheimer canina) también pueden hacer que un perro se muestre cansado.

Si tu perro ya es mayor, piensa que su capacidad de movimiento puede ser menor debido a su avanzada edad. Si bien es cierto que los perros se mueven menos a medida que envejecen, esto no significa que deban dejar de moverse por completo. Los perros mayores (los que tienen siete años o más) todavía pueden moverse y hacer ejercicio. Si tu perro mayor no parece jugar como antes, merece la pena llamar al veterinario y que lo revise para descartar cualquier posible dolencia. A medida que tu perro envejece, es probable que tu veterinario quiera realizar pruebas adicionales para asegurarse de que se mantiene en plena forma.

El dolor también puede hacerse pasar por pérdida de energía. Los problemas gastrointestinales que causan dolor en el vientre pueden hacer que un perro actúe de forma letárgica, y si un perro tiene dolor por una enfermedad articular artrítica, el dolor puede manifestarse simplemente durmiendo más. En definitiva, un aumento del sueño o la pereza indica, sin lugar a dudas, un problema. Si dura más de un día, llama a tu veterinario. Siempre es mejor ser proactivo y llamar al veterinario que preguntarte durante días si tu perro está enfermo.

Síntoma 3: Beber mucha agua

Si notas que tu perro vacía constantemente el cuenco de agua, pide que le dejes salir más a menudo o tiene accidentes por casa, es posible que esté enfermo. Beber mucho debido a una sed excesiva se llama polidipsia. Algunas de las causas más comunes de la polidipsia son las anomalías hormonales, como la diabetes mellitus o el hiperadrenocorticismo, también conocido como enfermedad de Cushing, según indica Experto Animal. Las enfermedades renales y las infecciones uterinas graves también pueden hacer que un perro beba más. Si notas que tu perro bebe más de lo normal, no hace calor fuera y el comportamiento dura más de un día o dos, llama a tu veterinario y pide cita.

Síntoma 4: Poder sentir sus costillas

La pérdida de peso puede ser difícil de detectar, especialmente si tu perro tiene el pelo largo. A veces, los propietarios no se dan cuenta de que su perro ha perdido peso hasta que el veterinario lo pesa. Los perros pierden peso por una de estas dos razones: o no están comiendo o absorbiendo suficientes nutrientes, o están quemando demasiadas calorías. El cáncer, la diabetes, las enfermedades hepáticas y renales, así como otras enfermedades, provocan la pérdida de peso. Si notas que las costillas o las caderas de tu perro sobresalen, entonces podría estar enfermo y debería ser examinado por tu veterinario.

La mejor manera de saber si algo va mal es conocer el comportamiento normal de tu perro, incluyendo sus patrones de alimentación, bebida, orina y defecación, así como el aspecto normal de sus heces y su nivel normal de energía. Cuando acaricies a tu perro, tócalo por todas partes y busca cualquier cosa fuera de lo normal, como sarpullidos o bultos. También puedes evaluar el peso de tu perro analizando una serie de signos físicos como el grosor de la cola, la visibilidad de las costillas o el ancho de la espalda, tal y como apunta Experto Animal.

Tú conoces a tu perro mejor que nadie, y si algo te hace pensar que le pasa algo o que está enfermo, confía en tu instinto y recurre a tu veterinario.

Información acerca de la colaboradora

Dra. Sarah Wooten

Dra. Sarah Wooten

Graduada en 2002 por la Facultad de Veterinaria de la UC Davis, la Dra. Sarah Wooten es una conocida conferenciante internacional en el ámbito de la veterinaria y el cuidado de la salud animal. Cuenta con 10 años de experiencia en oratoria y medios de comunicación, y escribe un gran número de publicaciones en internet e impresas sobre salud animal. La Dra. Wooten lleva cinco años dando charlas en el ámbito de la educación veterinaria, así como sobre liderazgo, comunicación con el cliente y desarrollo personal. La Dra. Wooten es también periodista veterinaria certificada, miembro de la Asociación Norteamericana de Medicina Veterinaria (AVMA, por sus siglas en inglés), y cuenta con 16 años de experiencia como veterinaria de pequeños animales. Además de oradora, autora, veterinaria y co-creadora del popular juego de cartas «Vets Against Insanity», es copropietaria del grupo de restaurantes Elevated Eateries en Greeley con su marido desde hace 21 años, con el que tiene tres niños. Cuando llega el momento de pasarlo bien, la puedes encontrar esquiando en Colorado, buceando con tiburones en el Caribe o haciendo karate en su club local. Siempre a lo grande. Para más información, visita drsarahwooten.com.

Artículos relacionados

Productos relacionados