Interesantes diferencias entre perros y gatos

Published by
Minutos de Lectura (Tiempo que toma leer el artículo)

Encuentre alimentos que se ajusten a las necesidades de su mascota

Encuentre alimentos que se ajusten a las necesidades de su mascota

Encuentre alimentos que se ajusten a las necesidades de su mascota

¿Cuántas diferencias entre perros y gatos puedes enumerar? Ambos son peludos (casi siempre) pero ambos animales son diferentes uno de otro. De hecho, las diferencias entre perros y gatos pueden no ser tan fáciles de contar como crees.

La forma en la que perros y gatos hacen ejercicio es diferente

Si estás buscando un compañero para hacer ejercicio, puede que un gato no sea tu mejor opción. Aunque se sabe que los gatos son ágiles y, de vez en cuando, pasan tiempo jugando contigo, no son especialmente atléticos "per se". Por otra parte, los perros son unos excelentes compañeros de ejercicio. Muchas razas disfrutan corriendo y haciendo senderismo y te seguirán felices en cualquier excursión.

Tabby cat and basset hound snuggle together.

Sólo porque los gatos no sean buenos atletas, no quiere decir que no sean ágiles. Los gatos tienen un cuerpo magro y musculoso y lanzarán o saltarán sobre su presa tras acecharla, incluso aunque resulte que esa presa es un juguete de plumas que tú estás sosteniendo.

El tiempo de juego con gatos y perros también es muy diferente.Mientras que la mayoría de los perros disfrutan jugando a buscar cosas, los gatos mirarán como lanzas la pelota para después alejarse caminando, sin ninguna intención de unirse a tu juego. Para un gato, un juego divertido consiste en saltar sobre tus pies cuando estés durmiendo bajo las sábanas. Los gatos son animales nocturnos, dice la Animal Humane Society, y disfrutan jugando por la noche cuando es probable que tu perro esté roncando plácidamente.

La mentalidad es diferente en las dos especies

Los perros son miembros de una manada, e históricamente siempre han trabajado en grupos. Por esto, ven a su propietario como el líder de la manada, pidiendo dirección y siguiéndolo de cerca. Los perros tienden a trabajar juntos para conseguir las cosas, así que tu perro se implicará en tu rutina como una forma de conectar contigo.

Los gatos son cazadores solitarios. Son animales muy independientes y normalmente sólo dependen de sus humanos para cubrir sus necesidades básicas como alimento y mantener limpia su caja de arena. Son felices estando solos por largos periodos de tiempo. Para conectar cn un gato tendrás que dar tú el primer paso. Sin embargo, a pesar de no ser animales de manada, no significa que no disfruten de un buen rascado de espalda por parte de su familia humana.

El comportamiento es una de las diferencias principales entre perros y gatos

Durante el día, tu perro está activo y juguetón. Aunque puede que de vez en cuando se eche una siesta, prefiere estar a tu lado. Un gato sin embargo, duerme durante gran parte de las horas del día y su momento de actividad comenzará cuando te vayas a ir a dormir. Los gatos son más activos y juguetones por las tardes a última hora, aunque hay muchos gatos que dedican ratos durante el día a estar con su familia humana. Tener una rutina ayuda a que tu gato se acostumbre mejor a tu horario.

Otra gran diferencia son los sonidos. Tu perro ladrará, aullará o gruñirá mientras que los gatos simplemente maúllan o bufan.

Cuando están dando señales de advertencia, los gatos normalmente arquean la espalda y erizan el pelo del lomo. Los perros dan señales de advertencia enseñando los dientes y mirándote fijamente. Ambos emiten sonidos, como gruñidos o bufidos, cuando amenazan a otro animal o humano.

Hay que tener precaución a la hora de comparar los comportamientos de ambas especies, porque al igual que los  humanos, gatos y perros tienen personalidades y comportamientos individuales que pueden variar mucho. Algunos gatos son muy extrovertidos, también hay perros introvertidos. La especie y la raza influyen bastante en el comportamiento, pero el resto de su carácter se debe a su personalidad individual y a factores ambientales con los que han crecido.

La comida es otra de las diferencias entre perros y gatos

Tanto los perros como los gatos disfrutan comiendo. Aunque sus hábitos alimenticios también presentan diferencias: los gatos necesitan comer más veces al día que los perros pero en menor cantidad cada vez. Es importante comprender cuidadosamente las necesidades nutricionales de tu mascota. Habla con tu veterinario para determinar el planteamiento nutricional perfecto para tu pequeño amigo.

Las características físicas de cada mascota

Las garras son una prueba de la diferencia entre perros y gatos. Las de un perro son más romas que las de un gato simplemente porque siempre están exteriorizadas, y el suelo sobre el que camina las va limando. Un gato las tiene muy afiladas, garras retráctiles que usan para protegerse y para agarrarse a cosas, como una superficie que quieren escalar.

Los perros y los gatos usan el cuarto de baño de forma diferente

Cuando hay una tormenta un gato, al usar una caja de arena, no tendrá problema en esta situación a diferencia de un perro que necesita salir y es muy quisquilloso sobre qué parte del césped usa a modo de "cuarto de baño". En cualquier caso, es posible entrenar a tu perro en casa. Los gatos aprenden a usar la caja de arena muy rápidamente, a menudo por instinto, y sólo requieren un par de recordatorios.

El entrenamiento es diferente entre perros y gatos

Es un error pensar que los gatos no son entrenables. ¡Muchos sí lo son! Aunque es cierto que los gatos a menudo expresan sus opiniones al respecto. Recuerda que los perros son animales de manada que seguirán muy de cerca y sin dudar las órdenes de su líder. Los gatos no comparten esa obediencia. Los gatos son independientes. Es importante que las sesiones de entrenamiento felino sean muy cortas pero insistentes, además su memoria dura mucho más que la de un perro. A diferencia de los gatos, los perros pueden ser entrenados en grupo. Además pueden aguantar largas sesiones que les ayudan a recordar todo lo nuevo que han aprendido.

Tienes que afrontar el entrenamiento de forma diferente con perros y gatos, pero ambas especies disfrutan los premios como recompensa por su duro trabajo.

A pesar de ser tan diferentes, gatos y perros son buenos compañeros. Todo lo que necesitan es amor y cuidado de su familia humana para ser felices y sanos.

Contributor Bio

Erin Ollila

Erin Ollila

EErin Olila es una entusiasta de las mascotas que cree en el poder de las palabras y cómo un mensaje puede llegar a transformar a una audiencia. Sus artículos se encuentran tanto en internet como en formato impreso. Puedes leer más en Twitter @ReinventingErin o saber más sobre ella en http://erinollila.com.

Articulos relacionados

  • ¿Está en forma tu gato?

    Dogs running La puntuación de la Condición Corporal (PCC) es una medida que indica si tu mascota está o no en su peso ideal. Uno de los factores que los veterinarios valoran para determinar la condición corporal de una mascota es la facilidad con la que se le palpan las costillas.
  • Dejarlo solo en casa: La vuelta al cole puede afectar a tu mascota

    Si ha llegado la hora de la vuelta al cole en tu casa, tómate un momento entre la planificación de los horarios de recogida de los niños, y la compra del nuevo material escolar para considerar si esta nueva rutina puede afectar a tus mascotas.
  • Cómo elegir los mejores nombres para perros y gatos

    Parte de la emoción de llevar a casa una nueva mascota incluye elegir el nombre del nuevo miembro de la familia, una parte importante para establecer un vínculo.
  • La ciencia que hay detrás de nuestro amor por las mascotas

    Descubre las razones científicas por las que tenemos un vínculo tan fuerte con nuestras mascotas, y lo que dice la ciencia sobre esta conexión tan especial.

Productos Relacionados