¿Pueden comer brócoli los perros? (¿es seguro?)

Publicado por Christine O'Brien
minutos de lectura

Antes de compartir tus verduras con tu perro, quizá te preguntes si los perros pueden comer brócoli y si es bueno para ellos.

La respuesta corta es sí: el brócoli es un premio seguro y sabroso para nuestros amigos caninos. Además, tiene algunos beneficios para la salud. Pero hay algunas cosas que debes tener en cuenta cuando des de comer esta verdura a tu perro.

¿Es bueno el brócoli para los perros?

El brócoli es considerado un superalimento para los humanos por su alto valor nutritivo, pero también puede ser beneficioso para los perros.

Presenta un alto contenido en fibra, por lo que puede facilitar la digestión y el control del peso. Además, también cuenta con múltiples vitaminas (A, B, C, D, E y K) que pueden contribuir al bienestar general. El brócoli también contiene luteína, un pigmento natural que favorece la salud ocular y cardiaca, y otros antioxidantes que reducen la inflamación.

Aunque los perros son omnívoros, las verduras como el brócoli pueden constituir un complemento saludable de su plan de alimentación. Sin embargo, las verduras crucíferas podrían provocar gases en tu mascota.

¿Cuáles son las preocupaciones?

Hablando de gases, este efecto secundario del consumo de brócoli puede ser motivo de preocupación. El exceso de gases puede indicar que tu perro sufre un problema digestivo. Si tu perro tiene muchos gases, llama al veterinario para descartar cualquier problema grave.

Hay otras tres cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de dar brócoli a tu perro.

1. Control de las raciones

La frase «nada es bueno en exceso» también se aplica al brócoli. Según Mis Animales, hay que tener en cuenta que aunque el brócoli es muy rico en nutrientes, no podemos dárselo a nuestro perro de forma excesiva, ya que su abuso puede provocar gases o dolores de estómago. Además, explican que esta verdura no debe suponer más del 10% de la ingesta diaria de tu perro para evitar complicaciones de salud. El brócoli contiene isotiocianato, un compuesto natural que, junto con la fibra y los azúcares complejos, puede provocar molestias digestivas leves o extremas, como gases, malestar estomacal, diarrea y obstrucciones.

Un Jack Russell terrier tumbado en un suelo de madera bosteza con un brócoli entre las patitas.

2. Peligro de asfixia

Los tallos del brócoli son comestibles, pero pueden suponer un riesgo de asfixia para los perros, sobre todo para los pequeños. Para evitar que tu perro se atragante, corta el brócoli en trozos del tamaño de un bocado. Además, puedes quedarte cerca mientras disfruta de su snack para prestar atención a cualquier señal de malestar.

3. Bacterias nocivas

Los síntomas de la infección por salmonela en perros incluyen:

  • Diarrea
  • Vómitos
  • Fiebre
  • Deshidratación
  • Pérdida de apetito
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Letargo

Si tu perro presenta alguno de estos síntomas después de comer brócoli, deja de darle brócoli y ponte en contacto con tu veterinario inmediatamente para que te indique las opciones de tratamiento.

¿Pueden comer brócoli los perros? Por supuesto, siempre que sea con moderación. El brócoli debe considerarse un premio nutritivo, no una comida. Puedes ofrecerle esta verdura junto con un alimento para perros bien equilibrado y formulado para las necesidades nutricionales específicas de tu mascota.

Información acerca de la colaboradora

Christine O'Brien

Christine O'Brien

La doctora Christine Brovelli-O'Brien es miembro profesional de la Cat Writers' Association (CWA), educadora de STEAM y devota propietaria de mascotas. Escribe sobre mascotas, educación, salud femenina y asuntos de STEM. Puedes encontrarla y seguirla en Instagram y Twitter @brovelliobrien

Artículos relacionados

Productos relacionados