¿Son perjudiciales las uvas y las pasas para los perros?

Publicado por
minutos de lectura

Como propietario de mascotas, es posible que hayas oído que las uvas no son aptas para tus amigos peludos. ¡Y es verdad! Mientras que son un snack saludable y delicioso para los humanos, las uvas y su versión deshidratada, las pasas, están prohibidas para los perros. No obstante, ¿por qué son malas las uvas para los perros? Descubre cómo las uvas pueden perjudicar a tus queridas mascotas.

¿Por qué son malas las uvas para los perros?

Según Experto Animal, a parte de una intoxicación, su ingesta puede ocasionar insuficiencia renal aguda. De hecho, los perros que han comido uvas o pasas corren el riesgo de sufrir una insuficiencia renal total entre las 48 y 72 horas siguientes a la ingesta de esta fruta prohibida.

Mujer sosteniendo un  husky siberiano rojo

Se cree que cuanto más oscuro sea el color de la uva, más probabilidades hay de que sea tóxica. Debido a su menor contenido de agua y a la concentración de los ingredientes restantes, las pasas suponen un riesgo considerablemente mayor para los perros. Todavía no se ha determinado la cantidad exacta de uvas por kilo de peso corporal que es mortal, pero se estima que 32 gramos por kilo para las uvas frescas y 10 gramos para las uvas pasas, según Soy un perro.

Mi perro comió uvas: ¿A qué síntomas debo prestar atención?

La mayoría de los perros afectados desarrollan los primeros signos de toxicidad en un plazo de 6 a 12 horas. Entre los síntomas clínicos que pueden aparecer después de que un perro haya comido uvas se incluyen:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Mayor inquietud en las primeras etapas
  • Letargo con el paso del tiempo
  • Anorexia
  • Dolor abdominal
  • Debilidad
  • Deshidratación
  • Mayor frecuencia urinaria en las primeras etapas
  • Temblores
  • No orinar al dejar de funcionar los riñones

Todos los perros son susceptibles de sufrir toxicosis por uvas y pasas, ya sean machos o hembras, estén esterilizados o no, sean chihuahuas o gran daneses, cachorros o perros mayores. La ingesta de solo unas pocas pasas puede ser mortal, dependiendo del tamaño de tu perro y de otros factores, muchos de los cuales se desconocen. Los perros con problemas renales corren más riesgo de sufrir una intoxicación por uvas y pasas.

¿Cuándo debo buscar atención veterinaria?

La ingesta de uvas o pasas en los perros es una emergencia que requiere la intervención inmediata del veterinario. Si la ingesta de uvas se ha producido en la última hora, es probable que tu veterinario intente inducir el vómito para extraer las uvas de su sistema. Si la recuperación de las uvas a través del vómito no es exitosa o si han pasado varias horas desde que se ingirieron las uvas, es probable que tu veterinario recomiende la hospitalización para administrar líquidos por vía intravenosa y vigilar cuidadosamente los valores renales. En la mayoría de los casos, recomiendan mantenerlos en el hospital durante todo el periodo de alto riesgo (es decir, unas 48-72 horas).

Boyero de Berna sentado junto a un hombre mirándolo mientras este coge uvas en un viñedo.

Para el diagnóstico a menudo se solicita el historial, pero una evidencia de su ingesta es prueba suficiente para concluir una intoxicación por uvas o pasas. Los síntomas clínicos constantes son pistas valiosas para que tu veterinario pueda evaluar el nivel de daño causado. Es importante recordar que el diagnóstico puede llevar tiempo y que no existen pruebas específicas para confirmar una intoxicación por uvas o pasas. Los análisis de sangre y de orina básicos son esenciales para revelar una función renal anormal.

Pronóstico tras una toxicosis por uvas o pasas: Qué esperar

Después de que tu perro sea enviado a casa, pueden recomendar pruebas de laboratorio periódicas para controlar su función renal. Estas pruebas no son invasivas y suelen consistir en análisis de sangre y/o de orina. Puede que sea necesario realizar un seguimiento durante varias semanas, ya que la función renal puede tardar en volver a la normalidad.

Los perros que no muestran síntomas clínicos pueden tener un pronóstico alentador si son tratados a tiempo. Sin embargo, el pronóstico puede ser incierto si hay un retraso en el tratamiento o si existe la posibilidad de una insuficiencia renal. A menudo, la función renal puede tardar varios días o semanas en volver a la normalidad. No obstante, en algunos casos, la función renal puede no recuperarse nunca. Afortunadamente, muchos perros pueden llevar una vida sana y feliz incluso con la función renal disminuida, con una modificación de la alimentación y suplementos añadidos a su rutina diaria. Si tu veterinario diagnostica una disminución de la función renal en tu perro, asegúrate de preguntarle sobre los posibles alimentos terapéuticos para perros que ayudan a favorecer la salud renal.

Información acerca de la colaboradora

Dra. Laci Schaible

Dra. Laci Schaible

La Dra. Laci Schaible es veterinaria de pequeños animales y escritora especializada en veterinaria. Ha ganado numerosos premios por su compromiso con la educación de los propietarios de mascotas y está considerada una de las principales expertas en telemedicina veterinaria.

Artículos relacionados

Productos relacionados